Los amurrioarras José Tomás Basaldua y Toño Díaz se han proclamado subcampeones de Mus de Euskal Herria (IX Euskal Herria Mus Txapelketa 2017), celebrado el pasado 25 de marzo en el pueblo Anoeta de Gipuzkoa, bajo la organización de Euskal Herriko Mus Federazioa. Habían llegado a la final contra cualquier pronóstico ya que como ellos mismos reconocen “ha sido totalmente inesperado”. Iban ganando 2-0 y cuando ya parecía que traían el título a Amurrio todo dio un giro y acabaron perdiendo 2-3 ante sus rivales el tolosarra Jose Mari Beldarrain y el anoetarra Paul Martín. “Nos superaron los nervios” dicen, pero la hazaña está hecha y el subcampeonato tiene un gran valor. Son los primeros alaveses que han llegado a una final de este campeonato que ya ha cumplido su novena edición en la que participaron 128 parejas de los siete herrialdes. Este campeonato de mus tiene una dificultad añadida y es que se juega a cuatro reyes, típico en la zona vascofrancesa, mientras que en el territorio alavés es más habitual el mus a ocho reyes.
Ésta era la tercera ocasión que participaban en dicho campeonato tras muchas partidas de mus. Primero superaron las eliminatorias a nivel de pueblos clasificándose por Amurrio y después se clasificaron, junto a otras dos parejas de vecinos de Amurrio, dentro de las dieciséis parejas alavesas seleccionadas para disputar el IX Euskal Herria Mus Txapelketa 2017 del que se alzaron con el segundo puesto. Así, ambos muslaris amurrioarras lucen contentos el trofeo de subcampeones de Euskal Herria y disfrutarán del merecido premio de 1.500 euros y un viaje para dos personas a Tenerife durante ocho días con todos los gastos pagados.

Superan su historial
Los dos aseguran que “sufrimos más de lo debido” porque no iban mentalizados con la posibilidad de disputar la final, pero ahora están saboreando el triunfo conseguido, superando así su historial cuando en 2013 fueron por primera vez a un campeonato y se proclamaron campeones de Álava, precisamente en la final disputada ante otros dos jugadores de mus de Amurrio. Y ya desde aquella fecha José Tomás Basaldua y Toño Díaz son pareja de mus inseparable. Ya más confiados en sus posibilidades se plantean el reto de lograr el título de mejores muslaris de Euskal Herria por lo que están pensando en entrenar desde ahora. A ambos les enseñó y aficionó a jugar al mus Tomás Basaldua, padre de José Tomás, con quien siguen jugando y entrenando. Para ello, tienen una cita ineludible todas las tardes en el bar Txokano. No suelen lanzar muchos hordagos porque “se ganan más partidas a piedras que a hordagos” aseguran sonriendo los dos amurrioarras apasionados jugadores de mus y subcampeones de Euskal Herria.