El acoso social a menores se tratará dentro del Programa de Asesoramiento Familiar que se desarrolla desde el Equipo Psicológico Municipal de Amurrio. En concreto, se realizarán talleres formativos dirigidos a padres y madres durante la última semana de marzo y la primera de abril en los centros escolares Lucas Rey Ikastetxea, Aresketa Ikastola y Virgen Niña Ikastetxea (en Zabaleko Ikastetxea se trató el tema el pasado mes). Se cursará una invitación para acudir a través de las centros escolares y las asociaciones de padres y madres. Además,  se repartirá una guía con pautas para progenitores, con objeto de ayudar a que conozcan mejor este tipo de situaciones y disponer de pautas para prevenir o tratar el acoso desde el entorno familiar. Este problema puede y debe abordarse desde distintos ámbitos: Escolar, comunitario y familiar.
Una persona se convierte en víctima del acoso social cuando está expuesto de forma repetida y durante un tiempo a acciones negativas que lleva a cabo otra persona o grupo, desde una situación de superioridad frente a una víctima. Estas acciones pueden tener diversas formas: Insultos, rechazo sistemático, intimidación psicológica, agresividad física, etc. El acoso siempre ha preocupado a padres y madres, pero actualmente está adquiriendo nuevos matices; sobre todo por la inclusión de las redes sociales, que permiten extender estas situaciones de acoso a cualquier ámbito (ya no es necesario verse la cara para amenazar o insultar a alguien, ni se ciñe al entorno escolar).
No todos los conflictos que surgen en la convivencia pueden considerarse acoso. Es necesario saber diferenciar entre los problemas de relación social (incluso graves) y el verdadero acoso. Hay indicios, que utilizados con prudencia, pueden proporcionar pistas para detectar el mismo. También, es importante saber que en estas situaciones cada persona tiene un papel: Desde quien acosa hasta la víctima, pasando por quienes son espectadoras que participan indirectamente.