De “Emocionante” califica rápido y satisfecho Jokin Caramés Oliva su sentimiento ante la publicación de su tercer libro, la novela de fantasía “El Señor de Mendixur”. “¡Bella historia de fantasía!, que se desarrolla en un lugar concreto y en tiempo real: la Tierra de Ayala, año 1560” explica el autor. Con este trabajo literario cierra la trilogía que comenzó con la autoedición en 2017 de “El Bandolero de la Garduña” y continuó con “El Guerrero de Kexaa” hace dos años, aunque son novelas que se pueden leer por separado.“La primera novela fue una corazonada, una idea que adquirió más peso con el segundo libro, pero que este tercer trabajo ya esté en la calle me llena de emoción”  añade Caramés. 

En “El Señor de Mendixur” se narran las desdichas, placeres, luchas y amoríos de un supuesto guerrero ayalés, que se ha convertido en un héroe. “¿Histórica? preguntarán. Solo el lugar y el tiempo lo atestiguan. Los personajes y los hechos son nacidos del ensueño y de la fantasía” dice el autor. La noche es su mejor momento para escribir. “Durante el día recopilo ideas que recojo en la libreta que siempre llevo conmigo, cuando voy a pasear o a la huerta a San Roque y es en el silencio de  la noche, sin distracciones, con música suave de fondo, cuando escribo en mi ordenador. Además tengo a mis musas Fidenea y Egonea fantaseo, discuto con ellas…  siempre me ayudan cuando me quedo atascado”.

Sin duda la trayectoria de Jokin Caramés es el fruto de su temprana pasión por la literatura que cursando estudios en el Seminario Salesiano de Zuhatzu Kuartango, lo introdujo en el mundo de la escritura, tanto en prosa como en verso y fue adentrándose aún más en este arte con varios talleres literarios; así como un curso de iniciación al periodismo. Desde siempre obrero metalúrgico, ha escrito en sus ratos de ocio y como fruto ha recogido estos trabajos y la novela “Los sueños que vivimos” (2018). Y los que publicará dando continuidad a su ilusión que es escribir y seguir perteneciendo al Grupo Literario Primeros Jueves de Amurrio.

De hecho ya tiene preparado otro trabajo diferente a las novelas anteriores con el título genérico “Las Historias de Sara” que se divide en dos pequeñas novelas: “Las almas de Sara” y “Cristal roto” que relatan las vidas difíciles de dos mujeres reales. “Aún no se si se publicará en un sólo libro o en dos dependiendo del número de páginas” concluye Caramés.

Finalista de Poesía José María Portell

Hace poco Caramés recibía una buena noticia ya que ha sido finalista del XVI Concurso Literario de Poesía José María Portell en la categoría castellano adulto al que se había presentado con su poema “Adiós a una madre”, aunque también presentó otro trabajo “En la despedida de un amigo”. Este certamen literario está organizado por la Asociación de Antiguos y Antiguas Alumnas de Don Bosco en Barakaldo con la colaboración de Hartu Emanak, Asociación para el Aprendizaje y la Participación Social de las Personas Mayores.

libro caramés“El Señor de Mendixur”

Narra la vida y andanzas del mejor guerrero ayalés, siempre figurado, que “La Tierra de Ayala” y su comarca conoció en el medioevo. Retirado voluntariamente en una celda de Kexaa, la mansión de los señores de Ayala, para expiar sus vicios y llorar la pérdida de su gran amor, Haitzea y estando en su encierro voluntario, un amanecer, los enemigos del señor de Ayala atacan Kexaa. El guerrero, a petición del señor, le ayuda en la lucha, y vencen al enemigo, que huye. Por estos y otros servicios prestados, D. Pedro de Ayala le nombra señor de un viejo Torreón, que es propiedad de los Ayala, y que a la vez es cárcel: El presidio Torreón de Mendixur, sito junto a Amurrio. Así, el guerrero, Álvar de Mendoza, se convierte en el dueño, el “Feudal” de Mendixur. “En aumento de la justicia contra malhechores”.