El historiador amurrioarra Aketza Merino presenta su nuevo libro, un ensayo histórico titulado ‘Los Granizo y otros ladrones del Gorbea’. “Estaba consultado otros temas y por casualidad, no es la primera vez que me sucede, me encontré con una historia… Yo conocía la leyenda transmitida por tradición oral en las localidades del Alto Nervión, sobre la existencia en otro tiempo de una temible banda de salteadores de caminos conocida como los Granizo y al encontrar algunos datos escritos empecé a consultar sin ningún objetivo claro” reconoce el autor. No obstante, al final el resultado es un libro de 220 páginas fruto de un trabajo de investigación en el Archivo Provincial de Bizkaia. 

Como refleja la sinopsis del libro la historia se centra en la vida de estos bandidos que vivían en la zona de Orozko y Altube, que verdaderamente actuaron en el Camino Real de Altube y en el entorno del Gorbea, aunque, como cabría esperar, de manera mucho más modesta a la que les atribuye la leyenda. Pero, además, Aketza ha descubierto que no solo ellos sino también sus padres fueron salteadores.

Historia desmitificadora

Más allá de la anécdota, el estudio permite al autor contextualizar el fenómeno del bandolerismo, mucho más extendido en Euskal Herria de lo que habitualmente se piensa, y, sobre todo, proporciona una imagen sobre la clase más desfavorecida del mundo rural vasco, que para nada era igualitario, en un siglo XIX en el que la sociedad tradicional se hallaba sumida en una profunda crisis agravada por las continuas guerras. “En realidad es una historia desmitificadora de la vida ideal en un caserío, los protagonistas eran personas muy pobres que no tenían nada, cuatro ropas, herramientas y el trabajo que hacían con sus brazos” concluye Merino. Precisamente el autor ha querido plasmar lo que en historia no se suele tratar de forma tan detallada, el día a día de estas personas, el reflejo de su cotidianidad.