El pasado miércoles, 20 de noviembre, se llevó a cabo la presentación del Estudio de Viabilidad Comercial impulsado por el Ayuntamiento de Amurrio y subvencionado por el Departamento de Comercio de Gobierno Vasco. El objetivo del estudio ha sido analizar las oportunidades de regeneración comercial y de puesta en marcha de nuevas iniciativas empresariales vinculadas al sector comercio. La primera parte de este estudio ha consistido en realizar un inventario geolocalizado de los establecimientos comerciales del centro urbano, para conocer en todo momento la disponibilidad de locales vacíos para la implementación de nuevos negocios, así como visualizar en un mapa los comercios en activo.

La jornada, dirigida a comercios, pequeñas empresas de servicios y personas emprendedoras, comenzó con la presentación de la herramienta de geolocalización de los establecimientos, para a continuación exponer las conclusiones y recomendaciones extraídas del estudio con la finalidad de consensuar y priorizar las líneas de actuación a trabajar de cara a la reactivación y dinamización comercial de nuestro municipio. El estudio ha analizado diferentes aspectos como los hábitos de compra de las personas consumidoras, necesidades de compra no satisfechas con la actual oferta comercial, factores que dificultan las compra en el municipio, las principales fortalezas del comercio local, etc. Para la obtención de estos datos, la empresa encargada de la elaboración del estudio, GB Strategy By Design, ha realizado 202 entrevistas. Diseñó una encuesta dirigida a los consumidores y consumidoras y se realizaron 160 encuestas. Además, mantuvo entrevistas con los y las comerciantes, así como con otros agentes implicados como APYMCA realizando 42 entrevistas.

Resultados

Desde el punto de vista de las personas consumidoras se ha detectado que el consumo principal está relacionado con una tarea, como puede ser hacer la compra para llenar la nevera o ir a la ferretería, y esas acciones se llevan a cabo entre semana y por la tarde en su mayoría. En cambio, en relación con los momentos de ocio, como ir de compras o tomar algo, son actividades que tienden a realizarse fuera del municipio. A su vez, también se desprenden del estudio las barreras detectadas: oferta de productos limitada, horarios incompatibles con la jornada laboral, recelo a la hora de entrar y no comprar o el precio, etc. Algunas de ellas coinciden con las propias barreras que detectan los y las comerciantes, que destacan la falta de conocimiento de la variedad de producto y precios, o la imposibilidad de competir en precio con grandes cadenas y las ventas online.

Tras el análisis de la situación, la parte final del estudio recoge, además de doce potenciales ideas de negocio, una serie de recomendaciones como ahondar y dar visibilidad a las fortalezas del comercio local (cercanía, conocimiento del cliente, confianza, etc) así como posibles soluciones para superar las barreras que dificultan la compra en el comercio local. Estas últimas se trabajaron en dos foros de co-creación en las que participaron tanto comerciantes como consumidores y se han agrupado en cuatro líneas de actuación que favorecerían la atracción al comercio local: digitalización, servitización, accesibilidad y la dinamización comercial. En la presentación del estudio del pasado miércoles, el objetivo era que cada uno de los comercios asistentes priorizará una de estas líneas de trabajo en función de sus necesidades para que a nivel municipal se dispusiera de una información vital a la hora de acometer acciones o programas para la reactivación comercial del municipio. En las próximas semanas se va a recabar también esta información de aquellos comercios locales que no pudieron asistir a la presentación con el fin de lograr la máxima participación y consenso. Una vez recabadas las priorizaciones de los y las comerciantes, se dará comienzo a la elaboración de la línea estratégica para la revitalización del comercio.