Amurrio fue reconocido ayer por el Gobierno Vasco, junto a otros 20 municipios de Euskadi que están adheridos al Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía, por la intensa labor que está llevando para abordar la transición energética y climática desde el ámbito local. Acelerar la descarbonización de sus municipios, fortalecer su capacidad para adaptarse a los impactos del cambio climático y conseguir que su ciudadanía disfrute de acceso a una energía segura, sostenible y asequible son algunos de los objetivos que estos municipios se han propuesto lograr en 2050.

Amurrio ha obtenido está distinción por su implicación con la transición energética y el cambio climático, se han puesto en marcha proyectos de eficiencia energética, cambio a leds de todo el alumbrado público, y de impulso de energías renovables, con instalaciones fotovoltaicas en edificios públicos y análisis del potencial fotovoltaico del sector industrial. También se han desarrollado proyectos de adaptación al cambio climático en el suelo rural y, en la actualidad, se está elaborando el plan de ordenación del monte público con criterios de adaptación y mitigación al cambio climático. A corto plazo, el Ayuntamiento de Amurrio va a definir su Plan de Agenda 2030 local, integrando un nuevo plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible, que marcará la ruta para los próximos años.

Sobre el Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía

El Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía (Covenant of Mayors for Climate and Energy) es una iniciativa internacional que cuenta con una amplia adhesión de pueblos y ciudades de todo el mundo en torno a la acción local en clima y energía. En esta iniciativa se agrupan más de 10.000 gobiernos locales y regionales de 61 países que, de forma voluntaria, se comprometen a implantar los objetivos internacionales de clima y energía.

El Ente Vasco de la Energía-EVE, desde el año 2009, y la Sociedad Pública de Gestión Ambiental-Ihobe, desde 2019, son las entidades coordinadoras del Pacto de las Alcaldías en Euskadi, con el fin de acompañar a los municipios vascos en la implantación de herramientas e iniciativas que permitan lograr la transición climática y energética en el plano local.