Amurrio es uno de los catorce municipios que ha firmado un convenio con la Diputación Foral de Álava para colaborar con la Hacienda Foral en la inspección fiscal, facilitando el cobro y gestión de los tributos en sus respectivas zonas de influencia. Por un lado, se facilitará la inspección tributaria, mediante el intercambio de información, del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y del Impuesto de Plusvalías, ahora oficialmente Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana. Por otro lado, se ha planteado un segundo convenio dedicado en concreto a dos impuestos: el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).