Fomentar la vecindad y crear espacios de encuentro para la desarticulación de rumores y estereotipos, con el fin de celebrar la diversidad y la convivencia intercultural, es una habilidad innata de las vecinas y vecinos de Amurrio. La Red de Agentes Antirrumores del municipio es un colectivo transformador y facilitador de la convivencia que nació en el año 2017 y que sigue consolidándose progresivamente. Entre sus muchas actividades, en la segunda quincena de junio, se ha celebrado el primer encuentro de la creación de la ‘Tela Antirrumores Alavesa’, en el contexto de la Estrategia Antirrumores de la que forman parte instituciones y organizaciones locales de Amurrio y que CEAR Euskadi (Comisión de Ayuda al Refugiado en Euskadi) dinamiza en la localidad.

Acudieron amurrioarras donde compartieron un espacio agradable y de intercambio. Algunas vecinas recuperaron la afición por el uso de la máquina de coser, mientras las generaciones más tempranas aprendían su utilización. La facilitadora del taller, vecina de Agurain, acompañó al grupo en la creación de la tela mediante la técnica de costura patchwork, un método de costura que consiste en la unión de trozos de tejidos para formar una nueva prenda. Así, y con la unión de diversas telas, orígenes e historias, esta iniciativa permite seguir hilando la convivencia intercultural en Amurrio.