Desde comienzos de septiembre, el Polideportivo Bañueta Kiroldegia cuenta con un nuevo sistema para generar cloro en las piscinas, siendo la sal la materia prima. Por su parte, el mantenimiento del PH del agua se realiza mediante CO2. Este nuevo sistema instalado en agosto, mes en el que el polideportivo permanecía cerrado, reduce la contaminación y el riesgo. Se ha optado por este nuevo sistema ya que, además de ser más rentable y efectivo, resulta menos peligroso al evitar el uso de productos químicos.


La instalación del nuevo sistema consiste en la generación de hipoclorito sódico (cloro) a través de electrólisis utilizando como materia prima la sal. Mediante este sistema la inyección de cloro en la piscina se realiza de forma constante y más regular, por lo que resulta menos agresivo. Además, para conseguir los niveles óptimos de PH exigidos por la normativa vigente, en lugar de continuar con el uso del ácido clorhídrico se inyecta CO2. La instalación de este nuevo sistema ha supuesto una inversión de 27.000 e. Tras un mes en funcionamiento, y en vista de los buenos resultados, varias entidades se han interesado por el funcionamiento de este sistema acudiendo al Polideportivo Bañueta para conocer más de cerca su funcionamiento.