En Amurrio se está llevando a cabo el suministro, instalación y mejora de las instalaciones de alumbrado público exterior del Ayuntamiento mediante el uso de luminarias con tecnología Led. De momento ya se ha actuado en zonas como barrios San José, Goikolarra y Juan de Aranoa y calles Landaburu y Gernikako Arbola. El Ayuntamiento amurrioarra prevé una inversión total de 832.676,35 euros y está previsto que dure seis meses. Se instalarán 1.898 nuevas luminarias con tecnología led, lo que supondrá la renovación de alrededor del 80% del alumbrado de Amurrio. Esta inversión supondrá una mejora de la luminosidad en las calles del municipio, así como un incremento en el ahorro energético y una reducción de las emisiones contaminantes para el medio ambiente.

 El cambio de las luminarias se realizar en función del tipo de alumbrado actual de cada una de las zonas. Así pues se distinguen cuatro estilos diferentes de luminarias: las viales, de las que se utilizarán dos tipos diferentes dependiendo de las necesidades de la vía a alumbrar; las ambientales, que están destinadas a aceras, zonas peatonales, parques y jardines; los proyectores, para rotondas e iluminacionespuntuales; y, por último, las luminarias tipo villa que se integran en los entornos urbanos. 

Esta actuación está cofinanciada por la Unión Europea con cargo al Programa de Subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de Crecimiento Sostenible 2014-2020, con el lema “Una manera de hacer Europa”.

Eficiencia energética

De esta manera se da continuidad a la filosofía municipal de mejora de la eficiencia energética y reducción de la contaminación lumínica, buscando una mayor eficiencia en las instalaciones, consiguiendo el doble objetivo de mejora de la calidad de la iluminación y del cuidado del medioambiente. 

Se trata de una de las acciones que redundan en el compromiso municipal amurrioarra de la lucha contra el cambio climático y la reducción de los gases de efecto invernadero a la atmósfera como es el caso de la iluminación y además reforzar zonas de especialmente sensibles como pasos de cebra y zonas de escasa visibilidad entre otras.