La idea de poner “la vida en el centro” que defiende la economía feminista, ha permitido al Ayuntamiento de Amurrio reflexionar sobre la necesidad de generar recursos que permitan crear las condiciones mínimas para una vida digna de ser vivida.

Las limitaciones a la movilidad y el obligado distanciamiento social derivados del Covid-19 han acentuado la sensación de soledad que ya padecían muchas personas en Amurrio, especialmente las personas mayores. Estudios previos llevados a cabo por el Ayuntamiento y las reflexiones del propio Consejo de Mayores de Amurrio ya apuntaban hacia la soledad no deseada como un determinante social de la salud de primer orden.

El Ayuntamiento de Amurrio, además de los recursos y servicios que ya existen para favorecer y cuidar a las personas que viven en Amurrio, está desarrollando y apoyando otras iniciativas para apoyar a quienes viven una situación de soledad no deseada en las diferentes etapas de la vida, mediante la apuesta por servicios y recursos que quieren prevenir y paliar estas situaciones. Se trata de iniciativas transversales lideradas desde las áreas de Personas Mayores, Bienestar Social y Participación Ciudadana y en las que participan otras áreas de gestión municipal, además de instituciones y entidades que contribuyen a una visión global del problema y al diseño de soluciones compartidas.

Un ejemplo de ello es el Servicio de atención psicológica telefónica a personas en situación de soledad no deseadasurgido como resultado del aprendizaje llevado a cabo durante el confinamiento de 2020, en el que se reforzó el contacto telefónico por parte de distintas áreas municipales con diversos colectivos y se puso en marcha un servicio específico de acompañamiento telefónico a personas mayores. Dada la buena acogida de este acompañamiento telefónico, se ha decidido retomar y establecer como un recurso más para las personas de Amurrio que se sientan solas. 

También se va aponer en marcha un servicio de acompañamiento puntual a personas con dificultades en su autonomía, dirigido principalmente a personas mayores (aunque no exclusivamente) con dificultades de movilidad u otras situaciones especiales, que necesitan acompañamiento dentro del municipio para la realización de actividades cotidianas como pequeños recados y gestiones, asistencia a actividades de ocio o formación o pequeños paseos.

Estas iniciativas se suman al proyecto Mugiamurrio puesto en marcha en 2018 orientado a fomentar una vida más activa y desarrollar hábitos de vida saludables. Junto a estas acciones puestas en marcha desde el ámbito municipal, el Consejo de Mayores de Amurrio y el grupo de mujeres asociadas a la Pastoral trabajan para la implantación en Amurrio de una delegación de Nagusilan, una asociación sin ánimo de lucro, basada en el voluntariado de personas mayores y que desde hace más de 25 años trabaja en el acompañamiento a personas mayores. El objetivo de esta iniciativa es ayudar, acompañar y animar a las personas mayores en situación de soledad y promover el empoderamiento de las personas mayores mediante el compromiso social a través de un envejecimiento activo solidario.