Siempre y constantemente oimos decir que es necesaria nuestra colaboración altruista de donar sangre. Pero la insistencia se debe a que es una realidad latente. Euskadi necesita entre 400 y 500 donaciones de sangre diarias y, a pesar de los avances de la medicina, la sangre no se fabrica y además los componentes sanguíneos caducan (plaquetas 5 días, hematíes 42 días y plasma 1 año). Cada 5 minutos, alguien necesita sangre en Euskadi. Solo puede pasar de nuestras venas a las de quienes nos rodean cuando la necesitan: hoy son aquellas personas que no conocemos, mañana un familiar o ser que queremos y algún día puede que nosotros o nosotras mismas. 

Con la llegada de la Covid-19, las donaciones de sangre han disminuido ligeramente en Amurrio, pero manteniéndose muy por debajo del descenso registrado a nivel de todo Euskadi, cifrado entre un 5 y un 10%, donde hay cerca de 100.000 donantes habituales. Por ello, Amurrio puede seguir presumiendo de que siempre ha sido un ejemplo en donar sangre. En estos momentos las donaciones de sangre adquieren una importancia añadida ya que el plasma de las personas que han pasado la Covid-19, si contiene anticuerpos, puede utilizarse como tratamiento para quienes padecen esta enfermedad.

La unidad móvil de donaciones de sangre volverá a Amurrio en diciembre. Como novedad, en esta nueva campaña, el autobús se instalará los días 2, 9 y 16 de dicho mes, de las 16:45 a las 20:00 horas, en las inmediaciones del Centro de Salud (calle Mendiko kalea), sin entrar a este centro debido al Covid-19. Otras posibilidades de donar serán en la zona peatonal de la calle Larrinaga, junto a la Plaza Juan Urrutia, el día 10 de diciembre de las 16:45 a las 20:00 horas y el 18 de este mes de 09:45 a 13:00 horas. A pesar de la situación actual de crisis sanitaria, el proceso de la donación no se ha visto demasiado alterado, si bien se han modificado algunos protocolos. Todo el proceso se realiza con mascarilla quirúrgica que se facilita en la propia unidad móvil a todas las personas donantes, se toma la temperatura al acceder al bus y se ha reducido a 12 personas el aforo en el mismo (4 profesionales de la sanidad + 8 donantes).

Reservas ajustadas

En estos tiempos de pandemia, las reservas de sangre del Centro Vasco de Transfusión y Tejidos Humanos están muy ajustadas, por lo que es necesario donar sangre con regularidad. La donación siempre es segura y muy sencilla. Es un acto altruista y solidario con el que podemos salvar la vida de hasta tres personas.