El movimiento europeo Pulpitos Solidarios ha llegado a Amurrio de la mano de las hermanas Isabel y Marta García, con la colaboración de otras vecinas de la villa, que tejen pulpos en su tienda de lanas. A esta iniciativa solidaria se ha sumado el alumnado del taller de ganchillo de la Escuela Artística Municipal Juan de Aranoa de Amurrio en la Kultur Etxea.

Ambos lugares son punto de recogida de los pulpitos solidarios. Esta iniciativa consiste en la elaboración a ganchillo de pequeños muñecos con forma de pulpitos que se envían a los hospitales y allí se distribuyen en las unidades neonatales, con el fin de ayudar a los bebés prematuros que están en incubadoras en sus primeros días de vida, ya que los tentáculos del pulpo de crochet se asemejan al cordón umbilical. Esta iniciativa nació en Dinamarca hace cuatro años y se ha extendido por diversos países europeos. Según sus promotores, los octópodos tejidos con la técnica amigurumi pueden mejorar la calidad de vida de los bebés prematuros que permanecen en incubadoras.

Veinticinco pulpitos

En Amurrio ya se han recogido los primeros veinticinco pulpitos creados para este fin y se han enviado a Tudela donde está la coordinadora de la zona norte a nivel estatal de esta iniciativa y donde deberán pasar una serie de rigurosos controles (medidas, higiene, materiales, etc.) para su posterior distribución en este caso en los hospitales de Cruces y de Basurto.

Pulpitos escuela artistica