Amurrio ha iniciado una campaña para que grandes productores de residuos del municipio (tiendas de alimentación, restaurantes y bares) se adhieran al sistema de recogida orgánica. A través de entrevistas individualizadas a una centena de establecimientos de la comarca (48 amurrioarras) se promueve la implicación de los mismos en la recogida selectiva, especialmente de la materia orgánica.

Al menos 23 de los establecimientos visitados en Amurrio se han sumado a esta iniciativa. El objetivo es incrementar el volumen de recogida de la materia orgánica en detrimento del volumen de la fracción resto, y con ello reducir el impacto ambiental y los elevados costes de su gestión en planta. Además, en esta localidad se continúan repartiendo kits para la recogida de residuos orgánicos los días 18, 19 y 25 de noviembre y los días 2, 3, 9, 16, 23 y 30 de diciembre de 11:00 a 14:00 horas.

En 2015 se recogieron en Amurrio un total de 3.778.814 kg de residuos, 1 kilo de residuos por habitante y día, de los cuales un 33,06% fueron recogidos selectivamente, mientras que el resto se depositó en el contenedor gris. Los residuos recogidos selectivamente se transportan a destinos para su reciclaje o valorización, mientras que los residuos depositados en la fracción resto (contenedor gris)terminan en el vertedero de Jundiz en Vitoria-Gasteiz. La disminución de la cantidad de residuos que se depositan en los contenedores de resto y que acaban en el vertedero, además del beneficio ambiental, conlleva un ahorro económico importante por lo que se establecieron tres ejes prioritarios de acción: reforzar la recogida selectiva de la materia orgánica y del resto de fracciones e informar de los costes económicos que comporta el tratamiento de los residuos, en especial la fracción resto. Para ésto se han llevado a cabo diferentes acciones.

Depositar correctamente los residuos

Por una parte, se ha realizado la caracterización de la fracción resto, consistente en analizar la composición de los materiales depositados en el contenedor gris, que supone más del 66% del residuo generado en Amurrio. El 81% de los residuos depositados en dicho contenedor son residuos reciclables y sólo el 19% de los residuos se depositan correctamente en los contenedores de la fracción resto. Si los residuos reciclables se hubieran depositado correctamente en su contenedor se ha calculado un ahorro anual de casi  92.500 e, ya que es muy elevado el coste económico de la gestión de la fracción resto que va a vertedero, sin hablar del enorme coste ambiental.

Así mismo, el 58% de los residuos depositados en el contenedor resto se corresponden con fracción orgánica, susceptible de ser reciclada en el contenedor marrón (residuos orgánicos), por lo que queda mucho trabajo por hacer y mucho margen de mejora en el servicio de recogida de este tipo de desechos que se puso en marcha en octubre de 2014 como un proyecto piloto con 11 contenedores en Amurrio y que en 2016 se ha ampliado a 16 contenedores. El Ayuntamiento de Amurrio junto con la Cuadrilla de Ayala ya trabajan en la ampliación del servicio a otras zonas de cara a 2017.