La Asamblea de Cruz Roja de Amurrio ha reabierto las puertas de su sede, sita en la calle Bañuetaibar 25, a la atención de la ciudadanía, de lunes a jueves de 08:00 a 15:00 horas, manteniendo todas las medidas de seguridad. Antes de ir es necesario solicitar cita previa llamando al teléfono 945393188.

Desde esta asamblea local se han repartido 165 lotes de comida a 128 personas que componen 33 familias desfavorecidas de Amurrio durante el confinamiento, en concreto desde el 23 de marzo. Las entregas han sido principalmente a domicilio. “Se han entregado lotes de comida y productos de higiene y de limpieza de forma quincenal. Cada lote consta de productos frescos (fruta, leche, verdura, carne, etc); producto seco (pasta, legumbres, conservas, galletas…); productos de higiene (gel, champú…) y productos de limpieza (lejía, jabón de lavadora, bolsas de basura…)” especifica María José Passaro Vinay, presidenta de la Asamblea de Cruz Roja en Amurrio y responsable de las áreas de atención psicológica, de mayores y de menores.

En esta situación de crisis sanitaria y confinamiento “se han incrementado las necesidades de pagos de suministros pendientes de personas que por su crítica situación económica no pueden hacer frente a pagos básicos de luz, agua, telecomunicaciones, gas… por lo que también se ha ayudado en este sentido dentro del programa que Cruz Roja tiene para estas situaciones”. Otros ámbitos en los que esta institución humanitaria ha intensificado sus acciones se refieren a la atención psicológica y jurídica.“Ahora en el proceso de desescalada se está trabajando mucho en el programa de búsqueda de empleo y formación para el acceso al mercado laboral: elaboración de currículums, búsqueda de empleo y acompañamiento en la inserción laboral”.

Éxito Escolar 

La población infantil es otro colectivo en el que Cruz Roja de Amurrio pone todos sus esfuerzos a través del Programa Éxito Escolar. “Para el verano queremos volver a poner en marcha esta actividad, ya que durante el confinamiento el acompañamiento a escolares ha sido una de las mayores demandas con la nueva situación generada. Hay niños y niñas que carecen de material informático en sus casas y de acceso a internet, por lo que se han visto seriamente perjudicados para seguir con los estudios online, ya que sus carencias no les permitían llevar el mismo ritmo de estudio que otros compañeros lo que ha provocado en muchos casos alteraciones en los comportamientos. Es necesario poner en marcha el Programa Éxito Escolar y volver al refuerzo con el proceso de alfabetización del euskera (para niños y niñas que han llegado a Euskadi de otros lugares) y al ocio, aunque aún no tenemos claro donde lo desarrollaremos para cumplir con todas las medidas de seguridad preventivas frente al coronavirus” .

Finalmente en el Programa Acompañamiento a Mayores ha ayudado a este colectivo muy afectado en esta pandemia por ser personas de alto riesgo. “El acompañamiento fundamentalmente ha sido emocional,  primero telefónico  y después para ir de paseo o a consultas médicas” concluye María José Passaro.