Pepe Pinedo y Fernando Egurbide están listos para arrancar y participar en la novena edición del Panda Raid 2017 del 4 al 11 de marzo con destino a la ciudad africana de Marrakech. Por delante les esperan 4.200 kilómetros de caminos difíciles, muchos por Marruecos, tras realizar los preparativos sobre todo en lo concerniente a la puesta a punto de los dos Seat Panda Marbella. Precisamente “hemos adquirido estos coches, uno de 1994 y otro de 1997, con los que sus anteriores dueños ya participaron en la edición del pasado año de este rallye solidario, no competitivo”  manifiesta el vecino de Amurrio Pepe Pinedo que junto a su amigo Fernando Egurbide, vinculado a esta localidad familiarmente, disfrutarán de una de sus aficiones como es el motor pero “sobre todo la motivación principal para participar en la Panda Raid es el carácter solidario de la prueba ya que consiste en llevar material escolar recogido de donaciones; además de ropa y juguetes”. A su vez, un porcentaje del importe de las inscripciones se destinará a la construcción de una escuela bioclimática en Ait Ahmed en la provincia de Agadir. Así Amurrio será el lugar de partida de esta travesía solidaria el 3 de marzo con destino en primer lugar hacia Madrid desde donde casi doscientos pandas saldrán hacia Almería para iniciar allí el 4 de marzo el Panda Raid 2017 con los trescientos coches de esta marca participantes en esta aventura solidaria.
Copilotos especiales
Pepe y Fernando vivirán esta experiencia con unos copilotos muy especiales ya que con ellos viajarán su hijo Aitor Pinedo y su esposa Elena Ruiz respectivamente, dispuestos a realizar las seis duras etapas que separan Nador de Marrakech conduciendo una media de 300 kilómetros diarios, pasando por distintas localidades como Tissaf y Tansikhte.