Este 28 de junio, un año más, reivindicamos ante la sociedad vasca los derechos y la convivencia desde la diversidad. Desde que 28 de junio de 1969 – celebrábamos el año pasado el 50 aniversario – ocurriera la revuelta de Stonewall en Nueva York, esta fecha se ha convertido en, cada año, en un día para reivindicar y visibilizar todos los logros alcanzados e, ineludiblemente, debe ser también la fecha en la ponemos de relieve todo aquello que aún nos queda por conseguir.

El servicio público Berdindu, de Información y Asistencia al colectivo LGTBI del Gobierno Vasco, desea agradecer a todas las personas que han entregado su vida y esfuerzos a favor de la lucha por la liberación sexual y de identidad de género, y que a día de hoy siguen organizándose y llevando a cabo una labor de sensibilización, concienciación y transformación social. Quiere también reconocer y empoderar a todas las personas que resisten en silencio aquí y más allá de nuestras fronteras. Y quiere hacerlo muy especialmente este 2021 en que nos toca vivir una situación tan fuera de lo común.

En el Ayuntamiento de Amurrio tenemos claro que no se puede bajar la guardia ante el aumento de discursos y planteamientos por parte de determinados sectores y partidos políticos claramente contrarios a la diversidad sexual y de género, lo cual tiene consecuencias directas: una oposición directa al reconocimiento de los derechos del colectivo trans, por una parte; y por otra, el aumento de agresiones, como hace pocos días hemos podido comprobar en una localidad vasca. Por ello sigue siendo necesario seguir visibilizando la lucha por los derechos del colectivo LGTBI.

Es por ello que es necesaria la existencia de marcos legales que protejan las vidas y los derechos de las personas LGTBI. Es también de vital importancia conocer, más allá de los rumores y las leyendas urbanas, con datos constatados y cuantificados, la realidad en la que vive actualmente el colectivo LGTBI.

Los días de la visibilidad lésbica, trans, bi, contra la despatologización trans, en contra de la LGTBIfobia… se fusionan hoy en la reivindicación del orgullo de ser y desear, cada cual, a su manera, todos y todas diversas.

Es por todo esto que, desde el Ayuntamiento de Amurrio, animamos a la sociedad vasca a aprovechar este día para celebrar todos los avances que vamos consiguiendo por la liberación sexual y la identidad de género, sin olvidar que es un trabajo de todo el conjunto de la sociedad no bajar la guardia, seguir luchando por ello, y garantizar que todas las personas puedan vivir y expresarse en libertad. Es por ello que el Ayuntamiento de Amurrio se compromete a:

1) Difundir y colaborar con el diagnóstico de la situación y necesidades de las personas LGTBI en Álava elaborado por la Diputación, como consecuencia del impacto de la pandemia, en coordinación con otras instituciones, colectivos y agentes sociales.

2) Seguir impulsando un plan o batería de medidas que respondan al diagnóstico realizado, priorizando aquellas acciones más urgentes: ámbito laboral, social, sanitario, etc. Recoger en la planificación general de acción ante la crisis medidas que respondan a la situación y necesidades de las personas LGTBI de nuestro municipio.

3) Continuar poniendo en marcha protocolos de coordinación, atención y respuesta pública institucional frente a la violencia contra las personas LGTBI.

4) Seguir activando medidas dirigidas a garantizar los derechos de las personas LGTBI como: cambios en los formularios administrativos para superar el binarismo, adaptación de vestuarios y baños en instalaciones públicas, normativas de piscinas públicas, etc.

5) Establecer mecanismos junto con Ikusgune para la identificación de discursos de odio contra la población LGTBI e impulsar acciones (como protocolos, normativas específicas, etc.) para hacer frente a estos discursos y al acoso y agresiones LGTBIfóbicas en diferentes ámbitos: educativo, cultural, comunicativo, empresarial y social en general.

6) Continuar estableciendo medidas dirigidas a la protección de niñas, niños y adolescentes transexuales, en particular procesos coeducativos que incluyan la realidad trans, con agentes socioeducativos.

7) Reactivar procesos formativos sobre la diversidad sexo-genérica dirigidos a personal público y político, particularmente en atención al público, ámbito social y educativo.

8) Seguir con las campañas de sensibilización feministas adaptadas al contexto social actual, a corto, medio y largo plazo faciliten la adquisición de conciencia crítica sobre la dicotomía sexo-género, la heteronormatividad, la diversidad de expresiones de la orientación sexual y la identidad de género y las múltiples expresiones y formas de la violencia y discriminación hacia las personas LGTBI en los diferentes ámbitos.

9) Continuar activando líneas de trabajo sobre los cuidados desde un punto de vista feminista y LGTBI, fomentando la colaboración con redes comunitarias de cuidados, colectivos feministas, LGTBI y otros actores sociales: entre otras, revisión de los servicios públicos de atención a personas mayores, con discapacidad o en exclusión social (protocolos de atención en residencias, centros de día, SAD, viviendas comunitarias, etc.) así como la puesta en marcha de iniciativas comunitarias.

10) Impulsar de manera coordinada medidas diversas, entre otras, en las residencias de personas mayores, viviendas comunitarias o centros de día, para que las personas LGTBI puedan vivir en libertad su opción sexo-genérica, sin discriminación pudiendo incluir, entre otras: campañas de sensibilización, reorganización de los espacios binarios, y actividades para visibilizar y poner en valor el aporte de las personas mayores LGTBI.

11) De manera transversal, seguir habilitando espacios de interlocución vinculante y permanente con colectivos LGTBI, feministas y personas expertas para el diseño, seguimiento y evaluación de todas las acciones identificadas.

Hacemos un llamamiento a la población para participar en las acciones que sean convocadas por los movimientos LGTBI y feminista en nuestra comarca.