La Diputación Foral de Álava ha licitado las obras de acondicionamiento y reforma de la carretera A-625 entre los polígonos industriales de Amurrio y el límite con Bizkaia con un presupuesto máximo de 19,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 32 meses. El objetivo de este proyecto es mejorar la seguridad y comodidad de una vía que destaca por su elevada accidentalidad.


El proyecto contempla el acondicionamiento y mejora del trazado en planta y alzado de la carretera A-625 entre los puntos kilométricos 354,22 y 357,3 (puntos que coinciden con el límite provincial con Bizkaia y los polígonos industriales de Amurrio) para eliminar cambios de rasante y curvas peligrosas, y ordenar con criterios de seguridad los accesos a los distintos núcleos de población y propiedades particulares. La nueva carretera será de doble sentido con una calzada con dos carriles de 3,50 metros, arcenes entre 1,50 y 2,00 metros, y bermas de 0,75 metros. Asimismo, incluye un enlace a desnivel para conectar la vía principal con las zonas industriales de Amurrio.