Amurrio celebrará el Carnaval los días 5, 6, 7 y 9 de febrero. Incluirá el tradicional Concurso de Disfraces Kakarro Birigarro y la quema del Kakarro Judas. En la programación destaca un taller de disfraces para que las personas interesadas se confeccionen un disfraz. Se desarrollará el 5 de febrero durante dos horas, de 18:30 a 20:30 horas, en la Kultur E­txea. Cada hora se atenderá a un máximo de 30 personas/familias. Quienes quieran participar pueden formalizar la inscripción en dicho centro cultural.

CARNAVALES DE AMURRIO 2016 – PROGRAMACIÓN

5 de febrero

De 18:30 a 20:30 horas: Taller de disfraces en la Kultur Etxea.

21:00 Los Monólogos de Chapu en Amurrio Antzokia, entrada general 3 € y para personas asociadas al teatro municipal 2 €.

6 de febrero

En la Plaza San Antón:

De 17.00 a 20:00 horas: Taller infantil de maquillaje.

De 18:00 a 20:00 horas: Taller de percusión para todas las edades.

21:30 horas: Concurso de Disfraces “Kakarro Birigarro”. Chocolatada.

22:15 horas: Verbena “Los Amigos del Swing”.

23:00 horas: Entrega de premios.

7 de febrero

17:30 Teatro infantil “Pintto” en Amurrio Antzokia, entrada general 4 € y para personas asociadas al teatro municipal 3 €.

9 de febrero

En la Plaza San Antón:

16:45 horas: Chocolatada.

17.00 horas: Verbena Infantil con Txiki Dance.

18:30 horas: Quema del Kakarro Judas

Kakarro

Kakarro

Amurrio tiene como figura principal de sus Carnavales el denominado ‘Kakarro’. Es un típico personaje de estas fiestas en la localidad amurrioarra. Sus orígenes se remontan a las épocas de antiguas generaciones cuando celebraban el domingo de Carnaval en el que la juventud del pueblo salía del baserri disfrazada de Kakarros. Se cubrían la cabeza y la cara con sacos o telas negras y sombreros y sus atuendos consistían en ropas oscuras. Portaban en sus manos una Puxika: un especie de globo realizado con la vejiga del cerdo inflada y seca. También salían a la calle con unos grandes palos. Sus intenciones eran asustar a la población y especialmente a los txikis quienes temían más al conocido como Judas. Era uno de los Kakarros ataviado con una túnica negra, vieja y sucia y llevaba un saco, por lo que hay quienes creen que es el personaje conocido como el ‘Hombre del Saco’.