El Ayuntamiento de Amurrio, a través del servicio municipal de asistencia psicológica y pedagógica, ha diseñado un Plan de Prevención para conductores y conductoras noveles en colaboración con las autoescuelas del municipio. Para ello se ha elaborado un guía que está en manos de las autoescuelas y se realizarán sesiones formativas presenciales en junio.

El plan diseñado por el equipo de psicólogos, que ha contado con la colaboración de las autoescuelas del municipio, tiene como objetivo reducir la cantidad de incidentes directamente relacionados con el consumo indebido de diferentes drogas. Para ello, es fundamental la información, por lo que a través de esta guía se facilita información específica al alumnado sobre los efectos y las repercusiones específicas de diferentes drogas en la conducción, con la finalidad de modificar las actitudes unidas al uso de drogas en la conducción y los comportamientos de autocuidado ante la conducción.

El material con el que se trabajará en las autoescuelas se centrará diversas drogas, como son el alcohol, cannabis, estimulantes (anfetamina, cocaína…) y medicamentos y en los contenidos específicos de cada una de ellas, analizando sus efectos generales, los efectos provocados en la conducción y los aspectos legales. El material elaborado se repartirá entre el alumnado de las autoescuelas para trabajar con ello durante el periodo de formación para sacarse el carné de conducir. Además, en junio, periodo en el que más jóvenes acuden a las autoescuelas, se realizará una sesión de formación grupal presencial, en el que se utilizará una metodología didáctica activa, con exposición y debate sobre puntos concretos.

Datos

El diseño de este Plan de Prevención para conductores y conductoras noveles por parte del Ayuntamiento de Amurrio cuenta como base los datos sobre los accidentes de tráfico.

En el año 2020 un 49% de los fallecidos en accidentes de tráfico arrojaron resultados toxicológicos positivos a alcohol, drogas y/o psicofármacos, aisladamente o en combinación. Los datos globales con respecto a la distribución porcentual según el tipo de sustancia detectada en el total de conductores fallecidos fueron de un 31% positivos a alcohol, 20% positivos a una o varias drogas y 13% positivos a psicofármacos.

No todos los accidentes de tráfico conllevan fallecimientos, pero el alcohol y otras drogas están implicados en gran parte de estos accidentes. Además de accidentes, el consumo excesivo conlleva sanciones económicas y pérdida de puntos del carné. De hecho, el 60% de los expedientes de tráfico son por consumo de alcohol y otras drogas.

Por otro lado, el estudio comparativo de los últimos diez años del número de conductores con resultados toxicológicos positivos muestra una tendencia al alza en el consumo de alcohol, drogas y psicofármacos.