“Pintar me ha llamado siempre la atención aunque no me he preparado académicamente. Cuando tenía veinte años empecé a pintar al óleo en cursos que se impartían a mujeres en Orduña, mi pueblo natal, y se me daba muy bien, tengo habilidad, después también practiqué en Amurrio” cuenta a Hauxe Da Jasone Picaza Iturritza, vecina de esta villa. “Pero ha sido a raíz del confinamiento y con las medidas de seguridad a seguir por la pandemia, con el consiguiente cambio de vida social, por el que hemos tenido que sacrificar algunas costumbres, cuando he retomado este hobby que me satisface mucho y es una evasión”. 

Reconoce Jasone Picaza que ha centrado su trabajo pictórico en la acuarela. “Salgo a la calle a pasear y vuelvo a casa con un montón de fotografías en el móvil, muchas de ellas sé inmediatamente que las voy a pintar y con otras voy haciendo archivo. En este momento tengo cincuenta y ocho fotografías elegidas, voy a tener que cambiar de móvil porque este lo tengo ya saturado” comenta sonriendo.

Su forma de trabajo es precisamente esa, retratar el paisaje o entorno urbano que le gusta y después lo pinta. Reconoce que Amurrio tiene enclaves preciosos, “el paisaje de El Refor me encanta, es una fuente de inspiración. También me gustan especialmente algunos rincones del parque Juan Urrutia”. 

Exposición

Ahora los vecinos y vecinas de Amurrio tendrán la oportunidad de disfrutar de su trabajo artístico ya que del 1 al 13 de junio la sala de exposiciones de La Casona acogerá una muestra en solitario de esta pintora que presentará un total de veinte cuadros en formato A3 en el que el protagonista principal será este municipio y otros lugares de Ayala.