El Miribilla será el escenario del debut profesional del pelotari manomanista local Iker Larrazabal Olartekoetxea el próximo domingo 18 de octubre. Los partidos comenzarán a las 17:00 horas y habrá que esperar al segundo para ver jugar a Iker en un día tan especial. De esta forma este joven delantero, con tan solo dieciocho años ve cumplido su sueño de convertirse en profesional. “Estoy muy contento porque es el sueño de todo pelotari llegar a profesionales y debutar en casa me hace ilusión porque voy a estar rodeado de las personas del pueblo aunque también me hubiera gustado el Ogeta que es el frontón más grande de Álava” declara a Hauxe Da Iker muy ilusionado. “Yo comencé con siete años por tradición familiar, mi aita y mi aitite jugaban a pelota y además entrenábamos en el Frontón de Amurrio nueve amigos, pero ellos se fueron decantando por otros deportes como el fútbol, el baloncesto… y yo me quedé solo. Mejoré bastante en el juego, empecé a entrenar con mayores y hasta aquí”.

En este recorrido Larrazabal ha ido demostrando que se amolda a cualquier distancia y modalidad. Ha estado dos años en precontrato con Baiko Pilota, empresa con la que debuta, tras los últimos meses en los que ha sido uno de los pelotaris más destacados en aficionados lo que ha contribuido a su salto profesional. Reconoce que con cualquier compañero le gustará jugar “porque en profesionales la valía ya está demostrada y mi ídolo en quien fijarme ha sido siempre Mikel Urrutikoetxea. He tenido el apoyo total por parte de mi familia y compatibilizaré la pelota con el grado superior de mecanizado que curso, aunque me tome con más tranquilidad los estudios compaginaré con los entrenamientos por la tarde y los partidos. Actualmente tengo entrenamiento físico los lunes y miércoles y técnico los martes y jueves, además de los partidos del fin de semana” concluye Iker Larrazabal a punto de ver cumplido totalmente su sueño.