En Amurrio se prevé la construcción de nueva vivienda pública. En concreto, el Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno Vasco impulsa a través de Visesa la creación de 111 nuevos pisos protegidos en régimen de alquiler social que serán gestionados por Alokabide. Se trata de dos promociones diferentes. Una actuación se llevará a cabo en el número 23 de la calle Federico de Barrenengoa, en el entorno de la rotonda de Respaldiza, en las inmediaciones de la ampliación del parque municipal Juan de Urrutia. Se construirán 42 pisos, de los que 41 dispondrán de dos dormitorios y de estas, dos viviendas estarán adaptadas para personas con movilidad reducida. La vivienda restante contará con tres dormitorios. Todas dispondrán de garaje y trastero. 

Es una promoción pequeña, con una edificación en baja altura. Es por ello, que se ha tenido que ajustar en alturas y en materiales de fachada a lo existente, para mantener una calidad urbana ordenada y equilibrada. Las viviendas se ordenan en tres portales alrededor de dos patios interiores. Todas las estancias vivideras se iluminan a través de espacios exteriores y sólo se localizan a patio los vestidores y baños de los pisos. El comienzo de ejecución de la obra (acta replanteo) se prevé en el cuarto trimestre de este año. Cuenta con un presupuesto de licitación de  4.200.000 €. 

Segunda promoción 

Por otra parte, la segunda promoción constará de 69 viviendas en el mismo régimen de alquiler social. Se ejecutarán en el número 41 de la calle Federico de Barrenengoa. Esta actuación está en proyecto y se prevé licitar la obra en el tercer trimestre de 2022 para proceder al comienzo de ejecución de la obra (acta replanteo), siempre según previsiones, en el segundo trimestre de 2023. En cuanto a la tipología de estas viviendas, aunque el programa está por definir, si bien, se primarán las viviendas de dos dormitorios.

Última promoción en 2011

La última promoción de vivienda pública en Amurrio se concluyó en 2011. Se trata de una actuación de 50 viviendas de protección oficial en venta en la calle Lucas Rey. Se trató de 22 viviendas de dos dormitorios, de las cuales dos eran adaptadas para personas con movilidad reducida y 28 viviendas de tres dormitorios.