La joven ciclista amurrioarra Lukene Trujillano consiguió el pasado 18 de julio la medalla de bronce en el Campeonato de España en la categoría junior disputado en San Martín de Valdeiglesias (Madrid). “No me lo podía creer, al cruzar la línea de meta noté en mi cara una sonrisa de oreja a oreja. En realidad yo confiaba más en mis posibilidades dos días antes en la contrareloj y sin embargo no salió como pensaba, pero lo del domingo fue perfecto”. 

Reconoce que había muchas corredoras con posibilidades y para ella fue una sorpresa porque “este año no me estaban saliendo muy bien las cosas, confiaba en hacer una buena carrera pero hacer podio y estar con las mejores no”. Y es que competir y compatibilizar con los estudios, actualmente de Bachillerato, no es fácil, entrena una media de dos horas y media diarias…”Pero sarna con gusto no pica” dice rápidamente con una sonrisa. Lukene que pertenece al Arabarrak K.T. comenzó en la categoría alevines de segundo año en el Club Ciclista de Amurrio. “La verdad es que el ciclismo lo llevo en la sangre, aunque de pequeña también practicaba baloncesto cuando llegué a cadetes me decidí por este deporte y no me arrepiento. Siempre he visto a mi aita y a sus amigos practicar el ciclismo y eso ha sido fundamental”.  

Llegar a profesional

La ciclista de Amurrio reconoce“como todos los jóvenes que estamos en categorías inferiores soñamos con llegar a profesionales y vivir del deporte, pero mientras tanto está claro que tengo que esforzarme en los estudios y mi deseo es estudiar una carrera de la rama sanitaria que es lo que más me gusta”.

La próxima temporada se propone entrenar más en serio en ciclocross. “Este año con la Covid no ha habido muchas carreras pero la próxima me lo voy a tomar más en serio porque creo que es una modalidad que es compatible con la ruta, hay un ambiente muy bueno y espero completar la temporada”  y con esos planes concluye la entrevista Lukene.

Fotografía cedida a Hauxe Da por Lukene Trujillano