Desde el  3 de marzo en el Centro de Salud de Amurrio se lleva a cabo la vacunación contra la Covid-19, en horario de 10:00 a 16:30 horas. Se ha comenzado por las personas mayores de 90 años, siguiendo con las mayores de 80 años. No obstante, con anterioridad, en concreto el 26 de febrero, se procedió a la vacunación de las personas mayores de 100 años en el Ambulatorio de Laudio-Llodio.

El Centro de Salud de Amurrio es Unidad de Atención Primaria de la zona por lo que acoge la vacunación de la población de Amurrio, Ayala, Artziniega y Orduña. “En estos municipios hay aproximadamente unas 1.400 personas de la franja de edad entre 80 y 90 años”  manifiestan desde el centro amurrioarra. Al frente de la vacunación se encuentran dieciocho profesionales de la enfermería en toda la unidad que se van rotando en esta tarea. El abastecimiento de vacunas a Amurrio llega dos días a la semana: el viernes con viales para suministrar hasta el martes y el martes con viales que se inyectan hasta el viernes, siguiendo el estricto protocolo que requiere la vacuna contra la Covid-19 de Pfizer que es la que se suministra en Amurrio.

Los y las pacientes reciben una llamada desde un “call-center” de Osakidetza donde, si quieren vacunarse (es totalmente voluntario), les dan la cita para la vacunación en el Centro de Salud de Amurrio. En concreto, se ha habilitado la sala de espera de la zona maternal para dicho cometido. Se accede directamente por el exterior, desde el lateral derecho del edificio (se han colocado unas flechas indicadoras) y de esta forma las personas que acuden a vacunarse no tienen que acceder a dicho centro sanitario por la puerta principal, reduciendo el contacto con otros pacientes. La persona mayor que se va a vacunar puede acudir con una persona como acompañante. La vacuna se inyecta vía intramuscular en la parte superior del brazo y una vez suministrada, la persona permanece unos quince minutos en reposo, sentada, en el Centro de Salud, donde debe volver a que le suministren la segunda dosis tres semanas después aproximadamente, como indica el personal de enfermería. Si tras la vacunación se nota algún síntoma se debe avisar a su Centro de Salud donde se indicará qué pasos seguir. 

El personal sanitario se muestra satisfecho porque las personas van muy contentas a vacunarse y en algunos casos han sido testigos de afectuosos encuentros de mayores que no se habían visto en años. “Agradecemos muchísimo el esfuerzo que hacen las familias para acercar a las personas mayores hasta el Centro de Salud para proceder a su vacunación porque facilita todo el protocolo.  No obstante, en los casos que no es posible se procede a la vacunación domiciliaria. Un equipo de enfermería se traslada a las casas guardando todos los protocolos para vacunar a las personas que lo deseen” comenta personal sanitario de Amurrio. 

Un vial para seis dosis

La vacuna de Pfizer requiere un estricto protocolo a seguir por el personal sanitario que explica a Hauxe Da de forma resumida.“El vial está ultracongelado a una temperatura inferior a los -70 ºC . Al Centro de Salud de Amurrio llega ya descongelado y tiene una vida de 5 días para suministrarlo. El vial fuera del frigorífico tiene una durabilidad de 2 horas. Para proceder a su reconstrucción se emplea 1,8 ml. de suero fisiológico. Posteriormente de este vial se sacan 6 dosis de 0,3 ml. Se utilizan unas jeringas de resto 0 especiales para aprovechar totalmente las 6 dosis. La enfermera o enfermero marca la hora a la que ha sido diluida y almacenada. Una vez reconstituida aguanta 6 horas” concluyen desde dicho centro.