Noventa kilos de alimentos no perecederos se recogieron en la clase hipopresiva solidaria, celebrada el pasado 27 de diciembre en Bañueta Kiroldegia de Amurrio. Se han donado a la Asociación Laguntza, asociada a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), que en el municipio de Amurrio atienden a 109 familias necesitadas. En esta hipoclase solidaria participaron setenta personas bajo la coordinación de seis entrenadoras de Low Pressure Fitness. Desde la organización quieren trasmitir su satisfacción y agradecimiento a la colaboración y asistencia de todas las personas participantes en esta iniciativa.