La Diputación Foral de Álava invertirá más de 19 millones de euros en mejorar la carretera A-625 a la altura de Saratxo, entre los polígonos industriales de Amurrio y el límite provincial con Bizkaia en el término municipal de Orduña. Las obras comenzarán esta primavera una vez se lleve a cabo la firma del contrato y concluirán previsiblemente a finales del año 2021.
Este proyecto contempla el acondicionamiento y mejora del trazado en planta y alzado de la carretera A-625 entre los puntos kilométricos 354,2 y 357,3 para eliminar cambios de rasante y curvas peligrosas, y ordenar con criterios de seguridad los accesos a los distintos núcleos de población y propiedades particulares. La nueva carretera será de doble sentido con una calzada con dos carriles de 3,50 metros, arcenes entre 1,50 y 2,00 metros, y bermas de 0,75 metros.

Parque Lineal del Nervión
Asimismo, incluye un enlace a desnivel para conectar la vía principal con las zonas industriales de Amurrio. El diseño de este enlace incorpora modificaciones respecto al proyecto inicialmente previsto con el objetivo de reducir la ocupación de suelo en más de 6.500 metros cuadrados y separarlo aún más del cauce del río Nervión permitiendo una mejor integración del Parque Lineal del Nervión y garantizando su continuidad. El proyecto ejecutará parte del Plan Especial del Parque Lineal del Nervión de forma simultánea a la nueva A-625: concretamente ejecutará el parque, con su senda ciclista y peatonal, entre los accesos al polígono de Tubacex y el núcleo de Saratxo.
La reforma de la A-625 es un proyecto clave en la modernización de las carreteras de la Cuadrilla de Ayala que permitirá dar una solución definitiva a un tramo que figura desde el año 2000 como tramo de concentración de accidentes. En el periodo 2007-2018, acumula un total de 147 accidentes de tráfico, de ellos 52 fueron con víctimas con un saldo de 6 personas fallecidas, 4 heridos graves y 73 heridos leves.