Ayuntamiento de Amurrio, Diputación Foral de Álava y la dirección del yacimiento arqueológico de Elexazar ponen su mirada en continuar con la consolidación de este yacimiento romano y sus estructuras para su preservación y puesta en valor como sitio arqueológico, con el propósito de hacer el mismo accesible a visitas de tal manera que quienes acudan al lugar puedan obtener información y conocimiento del mismo.

Dicha consolidación y restauración de sus estructuras se llevará a cabo a medida que vayan realizándose las diferentes campañas arqueológicas, con el fin de evitar que el deterioro vaya a más y sea imposible su recuperación. Dichas labores de consolidación y restauración afectarán tanto a muros como a suelos.

El yacimiento excavado y estudiado en Elexazar no se tapará o cubrirá con geotextil y tierra para su preservación, sino que, todo lo contrario, va ser preservado mediante una adecuada restauración para que pueda ofrecer al visitante una oportuna e interesante información acerca de su tiempo y de los procesos que llevaron a su construcción y abandono, al igual que sobre las actividades en él desarrolladas por las gentes que lo habitaron.

El Ayuntamiento de Amurrio iniciará los trámites para solicitar al Gobierno Vasco la declaración del yacimiento Elexazar como “Bien Cultural calificado”. Además y con la finalidad de visibilizar y fomentar el conocimiento de este entorno, desde el Consistorio se quiere reconocer y poner en valor el espacio arqueológico y, consecuencia de ello, se pretende colocar señalética informativa que facilite el acceso a la zona y ofrezca, al mismo tiempo, datos descriptivos del yacimiento. Con el objetivo de acercar a la ciudadanía este patrimonio, en el mes de septiembre se programará una visita guiada dirigida por el director de la excavación Juanjo Hidalgo de Aunia Kultura Elkartea y del Departamento de Historia del Centro Municipal de FP y Bachiller de Laudio.

Recuperar valores

El yacimiento romano de Elexazar se encuentra en el municipio de Amurrio, situado a 550 metros de altitud, dentro de un espacio forestal público de media montaña que vertebra los valles del Nervión por el lado occidental y del río Altube por el oriental. Un proyecto de intervención sobre el que se ha trabajado desde hace varios años mediante actuaciones puntuales y que pretende recuperar valores naturales, paisajísticos y culturales.

Las excavaciones realizadas en el paraje de Elexazar han permitido identificar hasta el día de hoy tres construcciones individualizadas, una de las cuales presenta planta cuadrangular formada por varios recintos de diferente tamaño, y distribuidos en torno a un amplio patio central, siguiendo los modelos mediterráneos tan difundidos por todo el Imperio Romano. En cuanto a los materiales, no han aparecido en abundancia. Se han encontrado algunos restos cerámicos, siendo el más común de ollas, recipientes con decoración, platos y fuentes. Los hallazgos de elementos metálicos son en su totalidad elaborados en hierro (clavos, puntas, tachuelas…). Se han hallado también elementos de bronce y dos monedas correspondientes a los emperadores Alejandro Severo y Gordiano III, las cuales sitúan en la primera mitad del siglo III.

Ara taurobolio

Destacar el hallazgo de un taurobolio en el curso de las excavaciones de 2011, aparecido en dos trozos y en posición no original. Se trata de un ara labrada en un bloque rectangular de arenisca (50 x 30 cm y unos 60 kg de peso) con un bajorrelieve en su cara frontal, donde aparece representada la cabeza de un toro enmarcada por una doble cuerda rematada en frontón clásico. Su base está acondicionada para apoyar sobre un pedestal. Se trata, pues, de un elemento de carácter simbólico relacionado con el culto a lo sagrado, ante el que orar, sacrificar o pedir la necesaria protección para el propio individuo o para la buena marcha de todas las actividades desarrolladas en Elexazar. La moneda del emperador Alejandro Severo emitida en el año 227 d.C., aparecida en el mismo nivel y a escasos centímetros del ara, podría aportar una datación indirecta.

La Diputación Foral de Álava y el Ayuntamiento de Amurrio financian la recuperación del yacimiento romano de Elexazar, en su conviccción de que se trata de un interesante proyecto para el territorio alavés y el propio municipio que requiere del apoyo constante de cara a la investigación de nuestros orígenes, lo que permite el enriqueciendo de toda la población.

MONTE DE LEJAZAR