En julio de 2015 el Ayuntamiento de Amurrio presentó la iniciativa de la urbanización de la céntrica calle Frontón a la línea de subvención del Plan Foral de Obras y Servicios de la Diputación Foral de Álava. En una primera fase, y antes de obtener la resolución de la subvención, se abrió el plazo para que la ciudadanía trasladara aquellas sugerencias que podrían tenerse en cuenta para la posible ejecución de las obras. Las sugerencias recibidas fueron valoradas por los servicios técnicos municipales y respondidas de forma individual.
En marzo, una vez recibida la notificación de la concesión de la subvención, se puso en marcha la Fase II del proceso participativo con un doble objetivo. Por un lado, se han celebrado sesiones informativas sobre el borrador del proyecto con la vecindad de la calle Frontón e inmediaciones, con comerciantes y también con la Asociación de Pequeños y Medianos Comerciantes de Amurrio (Apymca). Y por otro lado, se ha abierto la posibilidad de trasladar sugerencias al borrador del proyecto presentado. En ese plazo (que concluyó el 31 de marzo) se han recibido algunas propuestas que han tenido, al igual que en la Fase I, respuesta individual. Entre las sugerencias presentadas, la ciudadanía ha indicado que podría ser una idea acertada establecer algún tipo de aparcamiento regulado en la calle Frontón, sin que necesariamente tenga que ser de pago. De esta forma se conseguiría la rotación de los vehículos aparcados.
Zona peatonal y de circulación de vehículos
Así mismo ha trasladado que, al estar la calzada y la acera al mismo nivel, los vehículos podrán invadir la zona peatonal con el riesgo que ello puede llegar a suponer. Sin embargo, desde los servicios técnicos indican que con la solución adoptada será posible diferenciar perfectamente la zona peatonal de la zona de circulación de vehículos, por lo que, en principio, no deberían darse esas situaciones.
En estos momentos se está redactando el proyecto de esta obra. Según el anteproyecto diseñado por los servicios técnicos municipales, esta actuación urbanística requeriría una inversión de 1.203.000 e aproximadamente y se prevé que los trabajos comiencen en otoño de 2016, estimándose un plazo de ejecución de doce meses.