Kantauriko Urkideta publica medidas urgentes con motivo del COVID-19. Así informa que garantiza el suministro de agua potable a todos los hogares y hasta que se levante el estado de alerta, no se cobrarán los consumos de agua, es decir, se aplazan los pagos.

Desde el Consorcio de Aguas han adoptado medidas para ampliar la cobertura a colectivos vulnerables y se acuerda la suspensión de plazos procesales y administrativos. En ningún caso se cortará el suministro a los consumidores vulnerables durante el estado de alerta. Así mismo se flexibilizarán los pagos y los plazos en caso de deudas tributarias. En el caso de los contratos públicos se ha previsto la posibilidad de su suspensión.

Estas son solo algunas de las medidas. Amplia la información en www.kantaurikourkidetza.net