Fidelidad y Compromiso con el fútbol base es sinónimo de Kaskagorri Amurrioko Futbol Taldea. Y en junio de 2021 ha cumplido 25 años de historia. La pandemia por la Covid-19 ha impedido una celebración por todo lo alto, pero a modo de recuerdo conmemorativo este club deportivo de Amurrio ha editado un libro donde recoge su andadura iniciada en 1996 con un lema: ‘Trebakuntza emaitzaren gainetik dago‘ (‘La formación está por encima del resultado‘).

“Debido a la pandemia no hemos podido celebrar las bodas de plata como nos hubiera gustado con partidos de fútbol, comida popular, conciertos… y por ello hemos querido conmemorar nuestro aniversario con un bonito recuerdo donde hemos recogido toda nuestra historia” explica Koldo Gabiña, responsable de relaciones institucionales del Kaskagorri.

Si quieres descubrir el origen del nombre de este club de fútbol amurrioarra, cómo nace una idea, socios fundadores, el escudo, la primera temporada deportiva con sus dos equipos de cadete e infantil, Etorkizuna (Aialako Futbol Taldea), la consolidación del club, deporte federado, su 20 aniversario… puedes adquirir este libro al simbólico precio de 5 €. De momento se ha lanzado una tirada de 200 ejemplares a esperas de una posible segunda edición en función de la demanda.

En Amurrio se puede solicitar un ejemplar de este libro en las instalaciones deportivas del club en El Refor todos los días de lunes a viernes, de las 17:00 a las 19:00 horas; así como en el Bar San José, Batzoki, Alambique y Librería Eguzki. A lo largo de sus 192 páginas en esta publicación se detalla, como el propio título indica, ‘25 urteko historia‘ (‘25 años de historia‘). Es el resultado de un intenso trabajo de más de seis meses de recopilación tanto de Koldo Gabiña en la redacción de los textos como de Jose Manuel Crespo en la selección de las fotografías de archivo. Este libro está a disposición de todo Amurrio pero “queremos que sea un recuerdo especialmente para todas aquellas personas que han formado parte del club a todos los niveles: jugadores y jugadoras, personal técnico, equipo directivo… ¡Un bonito regalo de Navidad!” concluye Koldo Gabiña.