Tras seis días intensos de festejos el Ayuntamiento de Amurrio hace un balance positivo de sus fiestas patronales en las que, a diferencia del año pasado, ha tenido al tiempo como aliado. El ambiente festivo se ha mantenido tanto durante las actividades diurnas, como en los conciertos y actuaciones musicales programados por la noche. En dicho balance se reconoce que como todos los años, uno de los momentos más especiales, y que más gente ha reunido ha sido el txupinazo, así como los conciertos y citas musicales y el desfile de carrozas, citas indispensables para los vecinos y vecinas del municipio.

Preparar unas fiestas no es una labor sencilla, y su éxito, además de estar en la participación y en el respeto y convivencia entre todos y todas, está en la colaboración y trabajo conjunto del Consistorio y las asociaciones y cuadrillas del municipio. El Ayuntamiento agradece a todas aquellas personas que han estado detrás de la organización de cada actividad por el compromiso que supone y la importancia que tiene para que durante seis días se puedan llevar a cabo un centenar de actividades. Este agradecimiento se extiende también a las cuadrillas que, como todos los años, han contribuido a animar el ambiente festivo.

Por último, cabe destacar la ausencia de altercados reseñables durante las fiestas, por lo que una vez más los vecinos y vecinas de Amurrio han demostrado ser ejemplo de respeto, convivencia y tolerancia, contribuyendo a que el ambiente festivo haya sido excelente.