Yolanda Mosquera Fernández, vecina de Amurrio, licenciada en Bellas Artes e ilustradora, ha sido galardonada por el Gobierno Vasco en los Premios Euskadi de Literatura en la categoría de Ilustración de una Obra Literaria por su trabajo en el libro “La pequeña Roque” (Guy de Maupassant). El jurado de la sección reconoce a Mosquera como merecedora del Premio Euskadi de Ilustración de 2018 por “el tratamiento de la ilustración y su elegancia en contraste con la dureza de la historia, creando una atmósfera y una doble lectura imagen-texto en la que en todo momento se mantiene la intriga de la narración. Del mismo modo, cabe señalar el juego de perspectivas, que dota a la lectura visual de gran variedad de planos, así como de un manejo inteligente de la elipsis”.


Yolanda Mosquera ha realizado un gran trabajo en un formato poco habitual. “Con sus ilustraciones integradas de manera excelente en el texto, ha contribuido a crear una pieza narrativa con un atractivo y continuo juego de las ilustraciones con el espacio y el formato”. Por todo ello se concede el premio y “por la capacidad narrativa, el talento para la creación de un universo propio dentro de la obra y la calidad de las ilustraciones”.
El premio consiste en una dotación económica de 18.000 euros que se incrementarían con 4.000 euros más en caso de que el libro se publique en 2019 en otro idioma. La entrega de premios tendrá lugar el próximo 27 de noviembre en el Museo Artium de Vitoria-Gasteiz. Los Premios Euskadi de Literatura tienen como objetivo reconocer el buen trabajo que realizan los creadores vascos y también ofrecen la oportunidad de hacer más visible su obra.
Con gran alegría ante este premio Yolanda Mosquera cuenta a Hauxe Da sus sentimientos en estos momentos y la primera pregunta es obligada…
¿Qué sentiste al recibir la noticia del premio?
Un gran honor, porque cuando he visto los nombres de los ilustradores premiados en ediciones anteriores y conozco su buen trabajo no puedo sentir otra cosa que una total satisfacción.
¿Consideras que está bien reconocido el trabajo de ilustrador?
Con reconocimientos y premios como éste considero que se da un gran paso, porque se puede considerar que está un poco en la sombra. Pero sin duda, éste es un buen reconocimiento por parte del Gobierno Vasco al trabajo y al esfuerzo de los profesionales, a parte de la importante compensación económica que sin duda puede ayudar a impulsar la carrera del ilustrador.
¿Es tu primer premio?
Es mi primer premio grande… (sonríe). Pero hace cuatro años recibí la Mención de Honor de los Emiratos Árabes en la Feria del Libro Infantil celebrada en Sharjah. Este año he sido seleccionada en la Muestra Internacional de Ilustración Ilustrarte en Portugal y también fui seleccionada para exponer mi trabajo en diferentes muestras de ilustración en las Ferias de China, Corea e Italia. En 2011 gané el concurso de álbunes Ilustrados “Peru Abarka” donde publiqué por primera vez en formato álbum y este trabajo fue finalista de los Premios Euskadi de Literatura sección Ilustración.
¿Ha sido la ilustración siempre tu forma de expresión artística preferida?
La verdad es que ha estado presente desde que me licencié en Bellas Artes en la especialidad de Diseño Gráfico. Mi primer contacto con esta disciplina artística a nivel profesional llegó cuando trabajé en un estudio de diseño gráfico en Vitoria-Gasteiz en el que ilustraba artículos, juegos, folletos y aplicaciones multimedia… En 2008 cursé un postgrado de Ilustración Infantil en Enia, Escuela de Diseño y Arte en Barcelona, donde me conquistó el mundo de los álbunes ilustrados como medio de expresión artística.
Con tus ilustraciones, ¿qué quieres aportar a la obra y trasmitir al lector?
En el caso de mi trabajo en el libro “La pequeña Roque”, que es una historia macabra y truculenta en la que no me siento cómoda, intento darle una vuelta y aún manteniendo la oscuridad de la historia trabajo para transmitir belleza dentro de lo oscuro. Sacarle al texto el aspecto más irónico, incluso ridiculizar a los personajes (presentarlos como marionetas), siempre para suavizar la historia.
Y para finalizar Yolanda, ¿Qué te aporta la profesión de ilustradora?
Ahora me aporta incertidumbre, no sé lo que puede pasar. No sospecho lo que me traerá el futuro. Mientras me dedico además a la ilustración de diseño, publicidad, prensa e imparto talleres. En definitiva, trabajo en varios campos, estoy abierta a cualquier forma de diseño y con proyectos personales como presentarme a concursos.

imagen libro

La pequeña Roque (Guy de Maupassant)- Ilustrado por Yolanda Mosquera
A mediados del siglo XIX, en un tranquilo pueblo francés, se descubre un espantoso crimen: una joven ha sido violada y estrangulada; su cadáver, desnudo, es hallado a la orilla del río. Pronto se hace patente que el autor es uno de los habitantes del pueblo; pero, ¿de quién se trata?.