A mediados de septiembre se han cerrado al público las instalaciones de las piscinas municipales al aire libre, por lo que ahora llega el turno de realizar el balance de la temporada 2015. Ha sido positivo ya que el número de personas que han utilizado estas instalaciones se contabiliza en 28.293. Esta cifra supone un incremento que supera el 40% sobre el año 2014. Esta campaña  ha sido la mejor de los últimos cinco años, tanto en afluencia de personas como en climatología con los meses de junio y julio muy calurosos. Por el contrario el mes de septiembre se puede considerar el peor de los últimos 25 años.

Analizando por meses la afluencia de personas ha sido de 8.041 en junio desde que se abrieron el día 13 de dicho mes, en julio ascendió a 12.247, en agosto a 7.810 y en septiembre, hasta el día 13 que se clausuró la campaña de baño, acudieron 195 personas. Con estos datos cabe destacar que junio ha sido el mes de mayor afluencia de los últimos 15 años,  pero por el contrario septiembre se puede considerar en este sentido el peor de los últimos 25 años. Los días de mayor afluencia a estas instalaciones de baño municipales fueron el 30 de junio con 1.265 bañistas, los días 6 y 20 de julio con 1.141 y 1.134 respectivamente y el 11 de agosto con 722 personas. En el otro extremo hay que decir que los días de menor afluencia se han centrado principalmente en septiembre el día 4 con ninguna persona que se acercara a las piscinas y los días 1 y 3 en los que se registró la entrada de una sola persona cada día.

Temperaturas

Por supuesto que las temperaturas registradas son las principales causantes de la mayor y menor asistencia a las piscinas. En este sentido las jornadas de mayor temperatura registrada fueron los días 2, 27 y 29 de julio con 36º, 35º y 36º C respectivamente y el día de máxima temperatura fue el 30 de junio que se alcanzaron los 39º C. La temperatura media del agua ha rondado los 23º C, esto supone dos grados por encima de la media del último año.