L.a Diputación Foral de Álava comienza a tejer con municipios del territorio, entre los que se encuentra Amurrio, la red de vecindarios compasivos para la atención a las personas al final de la vida, cuidados paliativos y duelo. Tras la situación generada por la pandemia de la Covid-19, se retoman los pasos iniciados hace un año para la puesta en marcha del proyecto «Araba Vecindario Compasivo», en el que se ha involucrado a agentes y entidades sociales de toda Euskadi que ya están trabajando en este ámbito en varias localidades vascas.

Este proyecto de vecindarios compasivos pretende crear dinámicas de cambio social y cultural, con el objetivo de involucrar a la sociedad para que participe activamente en el proceso final de vida ofreciendo apoyo, consuelo y cariño, desde la solidaridad y el trabajo en auzolan de la comunidad y de vecinas y vecinos, y conseguir que nadie muera en soledad.