En verano de 1975 comenzó la actividad de la Escuela Artística de Amurrio. Domingo Arana Ibarretxe, pintor de esta localidad, comienza a dar clases de dibujo y pintura a seis niños y niñas de Amurrio y a la vista de los trabajos que realizan y del interés que suscita se inicia el primer curso de la escuela en 1975/76 con la matrícula de 40 alumnos, con medios muy limitados en un local de las Escuelas Comarcales Lucas Rey, actual Colegio Público Lucas Rey Ikastetxea. A mediados de curso se cuenta con la colaboración de Manuel Goikouria Antepara, persona entendida en estas artes, que al igual que Arana imparte las clases desinteresadamente. Al final del curso se exponen los trabajos realizados por el alumnado causando admiración.


En 1976/77 se inicia el curso en las Escuelas de Niñas contando con 80 alumnos repartidos en tres grupos, con la colaboración de los dos profesores locales, impartiendo las clases los viernes y sábados por la tarde y los domingos por la mañana. Con motivo del fin de curso se hace la exposición que supera en cantidad y calidad al año anterior y se realizan viajes a museos y exposiciones. En el curso 1977/78 la matrícula alcanza la cifra de 120 alumnos en unos locales cedidos por el Instituto Técnico de Enseñanza Media, actual Instituto Zaraobe, y se dispone de otros dos profesores de Vitoria que perciben una gratificación mensual, mostrando ambos gran interés en la enseñanza. Las clases tienen lugar los mismos días de la semana y se amplían a modelado y talla. Al final del curso se monta la exposición en la Casa del Cordón de Vitoria, participando en el concurso organizado por las Amas de Casa de las Vascongadas, obteniendo la escuela amurrioarra dos accésits y una mención honorífica. Se realizan viajes de fin de curso.
Con 168 alumnos, por no haber cabida para más, se inicia el curso 1978/79, con una profesora más de Bilbao, con gran interés en la escuela y recibiendo gratificación mensual por su labor. La Escuela Artística de Amurrio participa en la I Muestra de Artes Plásticas de Aiala realizada en el Torreón de Quejana. Se colabora con la Misión Cultural de Amurrio que organiza el Ministerio de Cultura de Álava. Además de la exposición y viajes de fin de curso, el 30 de junio de 1979 se realizó el I Certamen de Dibujo y Pintura al aire libre “Villa de Amurrio” con la colaboración del Ayuntamiento y otras entidades, dirigido a jóvenes hasta veinte años de toda la zona del Nervión.
El curso 1979/80 se inicia en los sótanos del Ayuntamiento de Amurrio por tener que dejar los locales del Instituto a disposición de la Escuela de Formación Profesional. En estos nuevos locales se dan clases en turnos muy apretados a 214 alumnos y a las modalidades de dibujo, pintura, modelado y talla se suma un curso de cerámica. La escuela proyecta adquirir un horno para esta última especialidad, ampliar los locales a otro sótano del Consistorio, participar en concursos y seguir organizando su concurso de dibujo y pintura al aire libre y su exposición y viajes de fin de curso. La cuota de inscripción por alumno y año ha sido de 1.000 pesetas en años anteriores, pero el curso 79/80 se fija en 1.000 pesetas para pequeños de primer y segundo curso, 1.500 pesetas para medianos y 2.000 pesetas para mayores, siendo los materiales por cuenta de la escuela. Se han recibido subvenciones de 375.000 pesetas de la Diputación Foral de Álava, 157.000 pesetas del Ministerio de Cultura y 100.000 pesetas del Ayuntamiento de Amurrio. En el mes de diciembre de 1978, a propuesta de padres y madres del alumnado, se nombra una Junta de Administración de la Escuela, constituida de la siguiente forma: Presidente Domingo Arana Ibarretxe, vicepresidente Manuel Goikuria Antepara, tesorero José Manuel Azkarraga Oxinalde, secretario Francisco Respaldiza Padura y vocales Ángel Garzón Mateos, José Antonio Muñoz Malagón y Luis Antonio Sánchez Rojo.
Se fortalece con los años
Y así fueron los primeros cinco cursos de la Escuela Artística Municipal de Amurrio que posteriormente adquiere el nombre de Juan de Aranoa, ilustre pintor de la villa, autor de los cuadros del Vía Crucis de la iglesia parroquial de Santa María. Y la escuela de arte amurrioarra se fortalece con el paso de los años, ampliando sus disciplinas artísticas. Este último curso 2017/18 ha contado con un alumnado de 330 personas, impartiendo sus clases en la Kultur Etxea en las modalidades de pintura, bolillos y ganchillo, porcelana rusa, taracea, cestería, cerámica y modelado, cuero artístico y marroquinería, patchwork, costura y corte y confección y cartonaje y scrapbooking y en el edificio Villa Fe madera talla artística. Eso sí, es fiel a su tradicional cita con la Exposición de Fin de Curso para compartir su labor del año con toda la población de Amurrio y visitantes.