“No hay nada mejor que bailar en una situación como la que estamos viviendo, te ayuda a evadirte y disfrutar de la danza” dice Jon Ugarriza, coreógrafo y bailarín vasco, director de la Escuela Municipal de Danza de Amurrio que estos días sigue con la impartición de clases online a través del programa zoom. De esta forma el alumnado de dicha escuela prosigue su formación en los mismos horarios que si acudiera a las clases que se imparten habitualmente en el Polideportivo Bañueta Kiroldegia.

Durante estas jornadas de confinamiento por la alarma sanitaria debido al Covid-19, las alumnas y alumnos además están estudiando el repertorio de ballet clásico. “Estamos aprovechando también a impartir clases especiales del repertorio de ballet clásico, su historia, desarrollo y explicación sobre los actos y, como son clases interactivas, se suscitan muchas preguntas y se convierten en clases divertidas y amenas en las que aprenden mucho” añade Ugarriza.

El alumnado de la Escuela Municipal de Danza de Amurrio asciende a setenta niñas, niños y jóvenes, desde los cuatro hasta los dieciséis años, y todos participan de las clases en directo. La experiencia está siendo muy satisfactoria y a pesar de estar en sus casas para participar en la clase online se visten como si fueran a una clase de ballet.“Es otra sensación pero desde luego positiva. Los niños, las niñas y los jóvenes controlan mucho las nuevas tecnologías y esa circunstancia ha contribuido a que puedan manejar esta situación, por lo que estoy muy contento del desarrollo aunque hasta ponerlo en marcha supuso un gran trabajo”. 

Dar visibilidad a la escuela

Esta escuela suele preparar todos los años un esperado espectáculo de fin de curso en Amurrio Antzokia, en el que las jóvenes bailarinas y bailarines muestran con diferentes coreografías todo lo aprendido y es el mejor momento para apreciar la evolución experimentada fruto de las horas de ensayos con el profesorado formado por Jon Ugarriza, Adriana Álvarez y Susi Recio, pero este año habrá que esperar a que la situación se normalice. “El espectáculo lógicamente se aplazará, aunque aún no sabemos nada, pero tenemos preparadas ya diferentes coreografías que muchas personas aún no han visto y queremos dar más visibilidad a la escuela, así que prepararemos nuevos trabajos que se podrán ver tanto en el Antzoki como en todo el municipio” concluye Jon Ugarriza.