Amurrio es una de las tres localidades junto a Ortuella y San Sebastián elegidas por el Departamento de Vivienda del Gobierno Vasco para desarrollar el proyecto piloto “Zero Plana” para mejorar la eficiencia energética en su parque residencial público de viviendas en alquiler (en total 7.500 viviendas) y conseguir un consumo energético casi nulo de los edificios existente a medio plazo que redunde en un mayor bienestar de las personas y una reducción de las emisiones de CO2. Este  plan ya ha arrancado en la capital guipuzcoana y en los próximos meses, aún sin determinar la fecha, se iniciará en las localidades alavesa y bizkaina mencionadas, tras la licitación de las obras.

En el caso de la villa amurrioarra se actuará en las tres edificaciones nº 1, 3 y 5 de la calle Bañuetaibar con un total de 21 pisos, además de los locales comerciales. Son pisos propiedad del Gobierno Vasco que se gestionan a través de Alokabide en régimen de alquiler público, a excepción de los locales comerciales que son de propiedad privada. A pesar de ser una construcción de 1994 se seleccionaron por no disponer de ascensor y contar con bastantes personas mayores. Con esta rehabilitación se abordará la resolución de estos problemas de accesibilidad al construir el ascensor en el hueco de las escaleras. El proyecto crea un nuevo grupo de escaleras adosado a la parte trasera de cada bloque y se instalará una nueva envolvente térmica que busca configurar un cierre continuo aislado y estanco que minimice al máximo las perdidas de calor del área de vivienda. Para ello se introduce aislamiento térmico en las fachadas, el techo de los bajos comerciales, el suelo de los trasteros y la cubierta del núcleo de comunicaciones y la adaptación de las instalaciones para que puedan incorporar energía proveniente de fuentes de energía renovable. La inversión del Gobierno Vasco en Amurrio asciende a 2.242.395 €. 

Aislamientos y paneles solares

Esta rehabilitación de los tres bloques de viviendas sociales en Amurrio incluye el revestimiento de las fachadas en plantas superiores con sistema de fachada ventilada y la sustitución de todas las carpinterías exteriores por una de altas prestaciones, se colocarán miradores en los balcones y los portales se renovarán por completo.

Otras actuaciones de mejora se centrarán en la instalación de paneles solares y acumuladores colectivos que sirva a las calderas. Cada uno de los bloques dispondrá de sistema de regulación, control y monitorización que permitirá llevar a cabo por parte de Alokabide el control remoto de la instalación de climatización; así como los consumos de agua, electricidad y gas de las viviendas.

Además en cada vivienda se dispondrá de un cronómetro con pantalla por el cual cada  persona usuaria podrá monitorizar los distintos consumos de su vivienda, controlar la climatización y llevar a cabo el prepago a través de dicha sociedad pública. Una vez concluya la reforma se cambiará la calificación de estas viviendas de Amurrio de la E actual a la A, que es la más eficiente de la escala de calificación energética.