En Amurrio se pondrá en funcionamiento durante siete días del 26 de junio al 2 de julio un radar móvil por parte de la Policía Local que se instalará rotativamente en distintas zonas de este municipio.

Con este radar el Ayuntamiento amurrioarra trata de atender las numerosas peticiones recibidas, tanto a través de las reuniones con las asociaciones de vecinos como por parte de particulares, para la adopción de medidas que permitan solucionar los serios problemas que se producen con el exceso de velocidad de vehículos principalmente en determinadas áreas del casco urbano.

La puesta en marcha del radar no tiene un fin recaudatorio, y si sancionador, a la vez que disuasorio, va a revertir de nuevo en la ciudadanía, esto es,  lo recaudado se destinará a la mejora de la seguridad vial del municipio como por ejemplo  la señalización. El exceso de velocidad de vehículos en zonas del casco urbano provoca situaciones de peligrosidad al tránsito de peatones y al propio tráfico rodado. Su finalidad es concienciar a conductores y conductoras sobre la necesidad de respetar los límites de velocidad en aras del bien y de la seguridad de toda la ciudadanía.

Se trata de una experiencia piloto en la que el radar se situará en distintos momentos los días comprendidos entre el 26 de junio y el 2 de julio en diferentes zonas del casco urbano, especialmente en aquellas en las que se han recibido quejas vecinales sobre la alta velocidad del tráfico.