Se recuerda que debido a la situación actual generada por la Covid-19, el Ayuntamiento de Amurrio ha decidido no celebrar la festividad de San Prudencio como viene siendo habitual, con caracolada y tamborrada.

La no celebración de estas actividades viene marcada tanto por la situación sanitaria actual como por las medidas adoptadas desde las instituciones. Desde el Consistorio amurrioarra, como se viene haciendo desde el inicio de la pandemia, se hace un especial llamamiento a la ciudadanía para evitar aglomeraciones. A pesar de la situación, se trata de una jornada festiva para las alavesas y los alaveses, por lo que la víspera de San Prudencio, el 27 de abril, sonará por la megafonía de la calle el sonido de la tamborrada y, al día siguiente, entre las 12:00 y las 14:00 horas también se pondrá música por la megafonía.