La devoción a la Virgen de la Antigua no entiende de límites territoriales y es que tanto personas residentes en Bizkaia como en Araba tienen anualmente una cita ineludible en mayo durante la celebración de las fiestas de “otxomaio” en Orduña. Para las vecinas y vecinos de la localidad alavesa de Saratxo, ese emotivo encuentro se celebra el primer domingo después del 8 de mayo que si coincide con la fiesta de Arrastaria, cada 9 de mayo, se retrasa hasta el domingo siguiente. Ese día Saratxo renuevan su Voto de Fidelidad a la Virgen de la Antigua que se remonta al siglo XVIII. Una jornada con un concreto ritual a seguir que comienza a las 11:30 horas con el recibimiento del txistulari Koldo Ulibarri a la comitiva de Saratxo en el barrio de San Miguel para dirigirse hasta la plaza de Orduña donde, delante del Ayuntamiento, son recibidos por autoridades y dantzaris. Tras el baile del aurresku se procede al intercambio de makilas entre ambas localidades.

Harina y txakoli 

Actualmente se ha modificado el intercambio de presentes y el Concejo de Saratxo entrega unos sacos de harina y dice: “en recuerdo de nuestros y nuestras mayores aquí os traemos el trabajo de nuestros molinos, como símbolo de nuestra buena vecindad y el trabajo en común que hemos de hacer”. A lo que el Ayuntamiento de Orduña recibe y a cambio les da un garrafón de vino diciendo: “en recuerdo de nuestros y nuestras mayores, aquí tenéis el txakoli de nuestra cosecha, para que disfrutéis de vuestro día y de la fiesta de la Virgen de la Antigua patrona de ambos municipios”.  Anteriormente el garrafón de vino lo aportaba Saratxo en ­desagravio de los problemas creados en torno a este producto allá por el año 1700, como deja constancia el jesuita José Eugenio de Uriarte en su libro “Historia de Nuestra Señora de Orduña (La Antigua)”. En este escrito se constata que Saratxo hacía voto ya por aquellas fechas, acudiendo el 12 de mayo al santuario para honrar a su Patrona la Santísima Virgen de la Antigua. 

La fiesta del Voto de Fidelidad de Saratxo continúa con la comitiva en procesión hasta el templo bizkaino donde a las 12:00 horas se oficia una misa en la que también participan autoridades de Amurrio. A continuación se da paso a la animación musical de trikitixas y, a las 15:00 horas, tiene lugar una comida de hermandad para seguir con la fiesta entre personas de Saratxo y Orduña. Ritual que continuará en 2021.

Saratxo y Orduña sobre el Voto a la Virgen de la Antigua reflejada en la literatura

  “En un principio venían los de Saracho el 12 de mayo, día de su fiesta, a pasarle todo él en los alrededores de la Antigua, donde comían juntos, sin distinción de clases, lo que les preparaban los encargados de su pueblo para aquel acto de verdadera hermandad. Con eso pasaban alegre el día, visitando a menudo la santa Imagen de la Patrona, al modo que suelen hacerlo por la indulgencia de la porcíncula. Más acaeció un año que se quejaron los rematantes del vino de la ciudad, de que sus huéspedes, los de Saracho, en Alava, traían el de su cosecha para consumirlo en territorio de Orduña, en Vizcaya, con mengua de los derechos Señoriales  y más de su ganancia. Poco dispuestos los alaveses a dar ocasión a los Vizcaínos para riñas y contiendas sin fruto, idearon entonces un arreglo con que todo se componía muy bien: acordaron en Ayuntamiento, y eso es lo que hizo por muchos años, salir muy de mañana en rogativa al Santuario de la Virgen, hacer alli su función de costumbre, y volver enseguida a comer al pueblo todos juntos …”.

* Este texto es una transcripción extraída del libro “Historia de Nuestra Señora de Orduña (La Antigua)” del jesuíta José Eugenio de Uriarte (1883).