Recientemente ha comenzado en la Unidad de Atención Primaria de Aiara una nueva ronda del Cribado de Cáncer Colorrectal (CCR), el más frecuente en los países desarrollados y que causa altos índices de mortalidad entre hombres y mujeres. El objetivo de esta campaña es diagnosticar de manera precoz lesiones precancerosas y cánceres en fases iniciales, disminuyendo así la mortalidad por esta causa. 

La participación en este tipo de programas es muy importante ya que, tal y como señala Ana Iruarrizaga, subdirectora de Atención Integrada de la OSI Barrualde-Galdakao, “mediante una sencilla prueba se puede detectar el cáncer precozmente, lo que contribuye a su prevención y mejora las perspectivas de tratamiento incrementando, en muchos casos, la supervivencia y la esperanza de vida”.

En Euskadi cada año se detectan más de 1.800 casos de cáncer colorrectal: es el segundo tumor más frecuente en mujeres, después del cáncer de mama, y el segundo en hombres, después del cáncer de próstata.

Como en ocasiones anteriores, se enviará una carta a todos los hombres y mujeres de Aiara con edades comprendidas entre 50 y 69 años, invitándoles a participar. Con esta carta se enviará también el kit necesario para la realización del test de sangre oculta en heces y las instrucciones para su realización. Una vez recogida la muestra, hay que depositar la misma en los contenedores que se colocarán para ello en el Centro de Salud de Amurrio y en los consultorios de Artziniega, Luiaondo, Orduña y Respaldiza. No es necesario llamar ni pedir cita. Si el resultado de la prueba es positivo, es necesario realizar una colonoscopia para confirmar el diagnóstico. En ese caso, póngase en contacto con su médico o médica de familia, que solicitará la exploración y podrá aclarar todas sus dudas.

En 2019 en Aiara participó el 80% de la población diana

En la ronda anterior del programa, realizada en 2019, en Aiara participó el 80,45% de la población diana. Hay que señalar que la participación de los hombres (77,63%) fue menor que la de las mujeres (83,21%), a pesar de que ellos tienen un riesgo superior de lesiones premalignas y malignas.  Del total de pruebas realizadas, 161 (5,49%) dieron positivo, lo que ha permitido detectar en la UAP de Aiara 93 lesiones precancerosas (un 57,76% de los positivos) y 3 cánceres (un 1,86%). El resto son lesiones no cancerosas u otras patologías.