En Amurrio se abordarán diferentes obras con cargo al remanente líquido de Tesorería como la adecuación de la zona peatonal de Iturralde-Elexondo, la construcción de un aparcamiento de veinte plazas en Larrabe, la creación de paradas de autobús en Landaburu, asfaltados de calles y caminos, arreglo de caminos vecinales, creación del Servicio de Atención Ciudadana y construcción de un aseo en el refugio de San Roque. A éstas se sumarán otras como el acondicionamiento de las dependencias de la Policía Municipal, la adquisición de un vehículo eléctrico para parques y jardines, la construcción de dos pasarelas para naturbides, la instalación de un sistema de renovación de aire en el gimnasio de El Refor y el acondicionamiento de la fachada de dicho edificio municipal. También se invertirá en la mejora de infraestructuras de fomento ganadero (cierres, paso canadiense y abrevadero), en proyectos de participación ciudadana y en la adquisición de material informático.
Un total de quince obras
Se hará uso de parte del remanente líquido de Tesorería para ejecutar dichas actuaciones, teniendo en cuenta el cambio normativo que permite que los Ayuntamientos puedan hacer uso de los recursos del remanente para determinadas inversiones y la situación económica del Ayuntamiento de Amurrio y para atender urgentes necesidades que tiene el municipio. Las inversiones planteadas son quince y el montante total asciende a 562.216,52 €.