El Amurrio Club logró en Olaranbe el ascenso a 3ª RFEF tras vencer por 0 a 1 al Aurrera, rival directo que luchaba por el mismo objetivo. Un merecido ascenso en una temporada en la que no ha conocido la derrota. Finalmente cerró en Basarte contra el San Viator con un empate una temporada atípica por la ausencia de público debido a la pandemia y a un original formato de competición que mantuvo la emoción casi hasta el final. A pesar de todo ello los blanquiazules cumplieron con el objetivo de la temporada que no era otro que el ascenso a 3ª RFEF.  Zorionak txapeldunak!!!.