“Todo comenzó durante la pandemia, a Sharai Sola y a mi se nos ocurrió pintar el suelo del entorno del edificio de Educación Infantil de Mendiko Eskola” comenta Izaskun Etxebarria. Y es que Izaskun y Sharai, vecinas de Amurrio y licenciadas en Arte tienen matriculados a sus hijos e hijas en este centro educativo. Lo cierto es que una vez realizado este primer paso quisieron continuar con la iniciativa cuyo objetivo era dar color y por supuesto alegría a este entorno. ¡Y lo han conseguido! Propusieron a la Dirección y al Ampa del centro pintar un mural en la pared que bordea el edificio educativo y del invernadero, propuesta que ambas apoyaron además financiando los gastos de la pintura junto al Ayuntamiento de Amurrio. Con ilusión ha sido muy positivo cambiar la pared de ladrillo por un colorido paisaje donde vuelan pájaros y crecen flores y árboles a los que acompañan diversos animales y crear así un lugar divertido y alegre en el que sentirse bien.