La pelota y más en concreto la pala goma es su pasión. Se llama Ane Murga Montes, y es una joven pelotari amurrioarra de 20 años de edad que este verano ha ganado la novena edición del Torneo Green Capital de pala en el frontón Zaramaga en Vitoria-Gasteiz, junto a su compañera Iradi Pérez de Arrilucea. Ane compagina sus estudios de Farmacia en la capital alavesa con los entrenamientos y campeonatos. “Debido a que estoy estudiando en Gasteiz, entresemana entreno en Abetxuko con el Club de Pelota Errekaleor al que pertenece mi compañera de cancha”.

Su afición por la pelota le viene de niña.“Me daban una pala para que me entretuviera cuando ibamos a ver a mi hermano Mikel jugar los partidos de pelota mano” recuerda Ane. Y además, la pelota está grabada en su ADN, ya que es hija de Andoni Murga que logró importantes triunfos en la competición de pelota mano. “La pelota ha estado siempre presente en mi casa” añade la deportista de Amurrio. Fue a partir de los nueve años cuando dió sus primeros pasos como pelotari en el seno del Club Pelotazale de Amurrio, del que sigue formando parte a día de hoy, y “he jugado a pala cuero y pala goma, e incluso hace muchos años a pala argentina” añade con visibles muestras de pasión hacia este deporte.

Es una zaguero, palista de categoría, con una gran técnica y con un don innato para el frontón. Algunos críticos deportivos aseguran que da muestras de una gran proyección a lo que entre risas Murga se pronuncia con un “ójala, espero que sea así”. A nivel deportivo no se marca metas concretas porque está centada en sus estudios universitarios, pero Ane admite sus deseos de “ir mejorando cada vez más y poco a poco, seguir jugando partidos y campeonatos. Me gustaría ir a América a jugar algún campeonato aunque allí se juega distinto”. 

“Me permite conocer a gente de distintos lugares”

Ane Murga asegura que le encanta el deporte en general y disfruta con la pelota. “Practicar pala goma me gusta, me tranquiliza y me sirve como distracción para poder centrarme con más fuerza en mis estudios”. Otra faceta que destaca de la pelota es que “me permite conocer a gente de distintos lugares”. De hecho ha jugado el campeonato provincial de Álava, la Liga Vasca, prueba interpueblos, Green Capital y el GRAVN. Su pareja es habitualmente Iradi pero la amurrioarra también hace un guiño a su convecina, “con Ane Aldama también he jugado algún campeonato”. Murga destaca contenta la participación femenina en la pelota. “Se ha avanzado mucho en este sentido y cada vez hay más mujeres que juegan a pelota mano”. Ahora, a pesar del coronavirus Ane sigue entrenando y compitiendo, eso sí “extremamos todas las medidas de seguridad” dice con contundencia, al mismo tiempo que concluye lamentándose de que lo peor de esta nueva normalidad es que “no hay el mismo ambiente en las gradas”. A pesar de todo nada va a detener a Ane Murga en la práctica de este deporte.