La Asociación de Personas Mayores de Amurrio Torre Aldea tiene pendiente la celebración de su asamblea general pero las circunstancias actuales de crisis sanitaria no permiten su convocatoria en la que prevén dar cuenta del ejercicio de 2020. Tan pronto como sea posible convocarán la asamblea una vez mejore la situación sanitaria y se pueda celebrar con todas las garantías que preserven la salud de sus socios y socias.

Por ello, a través de esta revista quieren anticipar el balance realizado sobre el ejercicio del pasado año. Así, desde la junta directiva de Torre Aldea se indica que“iniciamos 2020 con la ilusión de cumplir aquello que se nos demandó en la asamblea general del 23 de enero de dicho año, es decir, intentar lleva a cabo excursiones a Orbaneja del Castillo, Larraun, Monasterio de Piedra, Asturias, Ruta del Quijote y Circuito Norte de Portugal. Realizamos una a Legazpi e iniciamos otra al Valle del Baztán. Esta última tuvimos que suspender al decretarse el confinamiento general por el Covid-19, y se devolvieron las cuantías abonadas a quienes se habían apuntado” .

Durante 2020 esta asociación amurrioarra ha hecho cuanto le ha sido posible, “teniendo en cuenta el proteger la salud de nuestros socios y socias, siguiendo las recomendaciones que las autoridades nos daban. La recaudación de cuotas y la subvención del Ayuntamiento de Amurrio, gestionada por la junta, ha permitido revertir a las personas asociadas todo lo conseguido, pues nuestro objetivo es subvencionar cuantas actividades desarrollamos”. En cuanto al  balance económico “hemos cumplido sin ahorrar esfuerzo y dinero, ya que la situación a futuro está garantizada económicamente, contando con las cuotas y subvenciones que esperamos se sigan manteniendo como en años anteriores”  concluyen desde Torre Aldea.